Tras recibir múltiples críticas, aseguraron que solo estaban “obedeciendo la palabra de Dios”.

Todos sabemos que Harry Potter es una serie de novelas fantásticas escritas por la autora británica J.K Rowling, donde la historia se centra en la lucha entre un chico y un malvado mago que solo busca conquistar el mundo mágico.

Y si bien la historia cautiva a un montón de seguidores alrededor del mundo y algunos puedan llegar a creer que existe, es evidentemente una ficción.

Sin embargo, un grupo de sacerdotes católicos en Polonia no quisieron correr riesgos innecesarios y prefirieron encender fuego a una hoguera donde quemaron un montón de libros y figuritas de Harry Potter, ya que consideraban los objetos como sacrilegios.

Es más, luego de llevar a cabo la quema, aseguraron que estaban “obedeciendo la palabra de Dios”.

Fundación SMS Z NIEBA

La agrupación, denominada SMS Z Nieba, publicó las imágenes del ritual en su cuenta de Facebook, demostrando la participación de los religiosos, quienes recibieron cientos de críticas y desaprobación de las personas por haber protagonizado esa escena.

Lo cierto es que los religiosos se basaron en algunos pasajes bíblicos para planear la quema en la hoguera. “Muchos de los que habían practicado la magia recogieron sus libros y los quemaron frente a todos. Así que calcularon su valor y encontraron que eran cincuenta mil piezas de plata” decía uno de ellos.

Cabe destacar que el gobierno conservador de la Ley y la Justicia de Polonia (PiS) defiende los valores católicos tradicionales y la Iglesia tiene una gran influencia en la sociedad polaca, aún cuando hace un par de semanas se publicó un informe que documenta el abuso sexual de niños por parte de casi 400 sacerdotes polacos entre 1990 y 2018.

Fundación SMS Z NIEBA

Al respecto, varios usuarios escribieron comentarios burlándose de la situación. “Todavía no he conocido a nadie que pueda violar, asesinar y robar en nombre de Harry Potter. En el nombre de la Biblia, sí. ¡Malas noticias, señores!”. Otro fue más profundo y citó al poeta alemán Heinrich Heine, quien escribió en 1823: “Donde se queman los libros, al final, la gente también será quemada”.

Y a ti, ¿qué te parece su actuar?

Puede interesarte