Por Constanza Suárez
9 septiembre, 2020

Los sacerdotes de Queensland no estarán protegidos por el sello de confesión y deben denunciar el abuso infantil o enfrentar cargos criminales.

El parlamento estatal australiano aprobó el martes nuevas leyes para introducir fuertes penas de prisión para las personas declaradas culpables de delitos de abuso sexual infantil.

“Estas duras leyes anuncian una nueva era para hacer justicia a las víctimas, al tiempo que envían un mensaje claro de que el abuso sexual infantil nunca está bien”, dijo la Fiscal General y Ministra de Justicia de Queensland , Yvette D’Ath, según consignó Daily Mail.

Unsplash

“Crean un nuevo delito por no informar y no proteger a un niño del abuso sexual infantil institucional. Las nuevas leyes también aclaran que los sacerdotes no podrán confiar en el sello de confesión para evitar denunciar abusos”, agregó.

Entonces ahora los sacerdotes que no denuncien a los pedófilos que confiesen haber abusado de niños en la iglesia ahora arriesgan penas de cárcel. El parlamento está a punto de aprobar una nueva ley histórica.  

Unsplash

El proyecto de ley está en línea con una recomendación de la Comisión Real sobre Respuestas Institucionales al Abuso Sexual Infantil.

El diputado de One Nation, Steve Andrew, se opuso al proyecto de ley, diciendo que sienta un “precedente peligroso” que llevaría a otras profesiones, incluidos abogados, médicos y periodistas, a verse obligados a revelar información confidencial. Otras profesiones se incluirán eventualmente.

Unsplash

La ley también tipificaría como delito suministrar o crear una muñeca sexual infantil, con penas de hasta 20 años de prisión.

Este es un gran paso para Australia y todo un ejemplo para el mundo. El abuso infantil es un mal que debe ser erradicado. 

Puede interesarte