Por Andrés Cortés
21 agosto, 2017

Christine Chubbuck tenía 29 años, era virgen y demostraba un sórdido sentido del humor.

En el mundo de Internet abundan las «creepypastas«, historias de terror que se disfrazan de leyendas urbanas con el único fin de entretener o provocar miedo. Sin embargo, de vez en cuando es habitual encontrarse con relatos que están basado en hechos reales, como el de esta periodista que, mientras trabajaba en un programa en vivo, sacó un revolver y se disparó en la cabeza.

Christine Chubbuck era una periodista norteamericana que impactó al mundo el año 1974. No por la publicación de algún reportaje o develar algún escándalo, sino por quitarse la vida mientras emitía un programa televisivo en vivo.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

La historia de Christine se convirtió rápidamente en una leyenda y el supuesto video de su suicidio es uno de los más buscados en internet. A día de hoy, es difícil comprobar si el registro que circula es genuino o no, pero la bala que atravesó su cráneo sí que lo es.

Chubbuck tenía solo 29 años en el momento de suicidarse. A pesar de su corta edad, tenía una carrera bastante sólida en los medios. Durante su juventud estudió teatro en la Universidad de Columbus, pero no pasó mucho tiempo para darse cuenta que lo suyo eran las comunicaciones. Se trasladó a la ciudad de Massachusetts, en donde se especializó en radiodifusión en la Universidad de Boston en 1965.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

Su mayor logro periodístico fue su llegada a la señal afiliada ABC, WXLT-TV, lugar en donde comenzó cubriendo el tráfico de Petersburg en Florida. Luego de un tiempo, terminó siendo uno de los rostros más importantes, tanto así que poco antes de morir había sido ascendida a directora de asuntos públicos del canal.

Sus ex compañeros de trabajo la recordaron como una mujer muy talentosa y estusiasta, aunque con un humor poco convencional. Linford Rickard, director técnico de Suncoast Digest, el último programa donde participó Christine, señaló a la revista People que «ella era muy optimista y muy amable«.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

A pesar de las grandes responsabilidades que enfrentó en su carrera profesional, siempre encontró la forma de mantener una nutrida relación con su familia y el entorno. Incluso se dio el tiempo de trabajar como voluntaria en el hospital de Sarasota, en Florida, lugar en donde ofrecía shows de marionetas a los niños con discapacidad intelectual.

De acuerdo a MundoTKM, existe un dato poco conocido sobre Christine que entregó su familia: tenía serios problemas de autoestima, sentía que no encajaba en ninguna parte y nunca fue lo suficientemente buena en su trabajo.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

De su vida amoroso se conoce poco y nada. A los 21 años mantuvo un noviazgo con un hombre de 30 años, algo que su padre desaprobó y la relación debió concluir. Nunca volvió a tener novio.

«Tenía 29 años y no tenía problemas de admitir que era virgen«, recuerda Gordon Galbraith, ex director de noticias. «Una tarde que estábamos haciendo un noticiario de broma y como ella no tenía reparos en ser virgen a los 29 comenzó a llamarse a sí misma ‘Pristine Buttocks’ (nalgas vírgenes). ‘Hola, soy Pristine Buttocks y estás son las noticias’ dijo».

De acuerdo a colegas de trabajo, su falta de relaciones íntimas era producto de su escaso amor propio, lo que la hacía reaccionar de manera brusca y defensiva ante cualquier gesto de amabilidad, además de rechazar los piropos.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

El día 15 de julio de 1974 comenzó como cualquier día normal. En aquel tiempo Christine era la conductora del talk show matutino Suncoast Digest, emitido en Sarasota, Florida, por WXLT.

Aquel día Chubbuck llegó temprano y vestida muy elegante al canal. Apenas llegó le pidió al director técnico que grabara el programa. Algo inusual para ella, pero no lo suficiente para parecer anormal.

«Estaba de mejor humor que en otras ocasiones» aseguró Galbraith. La periodista también le avisó a sus compañeros que quería comenzar el programa con un resumen noticioso, algo que no había hecho antes y que despertó la curiosidad en sus compañeros.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

Al dar inicio el programa, pasó los primeros ocho minutos hablando de noticias nacionales. Continuó con el tema de un tiroteo que ocurrió el día anterior en un restaurante del aeropuerto de la ciudad. Lamentablemente la cinta que tenía imágenes del caso quedó atascada y no se pudo reproducir durante el programa.

Con absoluta tranquilidad, Chubbuck se encogió de hombros y dijo: «Para continuar con la política del canal 40 de traerles lo último en «sangre y tripas» y a todo color verán otra primicia: un intento de suicidio«.

Sin que nadie lo hubiera imaginado, la mujer sacó de la cartera un revólver y se disparó justo detrás de su oreja derecha.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

La mujer cayó sobre la escenografía y el programa se fue rápidamente a negro. «Volé al estudio pensando que era una broma de mal gusto e iba dispuesto a insultarla» contó Rickard.

Mientras todo eso sucedió en el estudio, los televidentes comenzaron a llamar a la policía y otros a la misma estación preguntando si todo era un montaje. En medio de la confusión, la periodista fue llevada al hospital en donde luego de 15 horas, falleció.

Luego de lo ocurrido, un miembro del equipo del programa encontró los papeles que Chubbuck usó para leer las noticias. Entre ellos descubrió un guión del programa completo donde no solo incluyó su suicidio, sino también una declaración en tercera persona para que fuera leído tras el programa. En ella su condición era calificada como «crítica«.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

«Ella había escrito algo así como ‘Presentadora de noticias de canal 40 Christine Chubbuck se disparó en una transmisión en vivo esta mañana en su programa de conversación. Fue llevada rápidamente al Sarasota Memorial Hospital, donde se mantiene en condición crítica», recordó el director Mike Simmons.

«Fue la cosa más inesperada en el mundo. Ninguno de nosotros tenía la menor idea de que hubiera un problema real ahí. Lo que estaba en su corazón o su mente nunca lo sabremos» señaló el ex jefe de ingeniería de WXLT, Dan Lunin.

Un dato de suma importancia en el suicidio de Christine es que 3 semanas antes de su muerte pidió permiso a sus jefes para realizar un reportaje sobre suicidios, por lo que concurrió al departamento de policía local para preguntar acerca de los métodos más comunes y efectivos para quitarse la vida.

En la entrevista uno de los oficiales le dijo que lo mejor era un arma calibre .38 y el disparo es mejor cuando se realiza detrás de la oreja. Exactamente lo que ella hizo.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

Tras la entrevista al oficial, se compró un arma y se lo contó al periodista Rob Smith a quien además le confesó sus verdaderas intenciones: «He pensado en traerla al programa y volarme los sesos en directo«. Su colega consideró que solo se trataba de una broma en su clásico estilo, pero la verdad era otra.

Luego de la investigación por la muerte de la periodista, la familia consiguió un mandato para evitar que las imágenes volvieran a ser exhibidas.

«Nadie quiere conocer quien fue Christine Chubbuck. Ellos quieren sensacionalizar lo que pasó al final de su vida. Un suicidio público no es una fuente de alegría para ninguna familia«.

-Greg, hermano de Christine

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

La historia de Christine inspiró la creación del guión para la película Network, donde un conductor de un noticiero interpretado por Peter Finch anuncia en vivo sus planes para suicidarse.

El 2016 se realizaron dos producciones más sobre la vida de Chubbuck. Una fue Christine protagonizada por Rebecca Hall la cual relata la vida de la periodista. La otra producción fue el documental Kate Plays Christine.

Lo cierto es que la vida de Christine Chubbuck fue extraña. La determinación que tomó para tomar un revolver y dispararse en la cabeza mientras emitía su programa en vivo para cientos de televidentes es llamativa y digna de estudiar.

Solo esperamos que la familia haya encontrado la paz y que Christine esté descansando de lo que sea que la haya afligido para tomar la opción del suicidio.

Puede interesarte