Por Diego Cid
18 octubre, 2017

Policía investiga quién es el culpable de la brutal discusión…

Una inusual situación se desenvolvió en un hospital de Florida, Estados Unidos, cuando una mujer comenzó a reclamar por el tiempo de espera que le tomaría para poder ser atendida, encontrándose con una violenta reacción de parte del doctor que termina expulsándola a grito limpio y empujones de su consulta.

Jessica Stipe, la mujer en cuestión, reclamó que el doctor enloqueció cuando ella exigió que se le devolvieran $80 dólares de un bono que pagó antes de recibir tratamiento.

En el video (que sólo comprende la última parte de la discusión, dejando mucho espacio para dudas de quién tenía la razón) se puede ver cómo el encuentro escala rápidamente y termina con el doctor gritando «sal de mi puta consulta», ejecutando por sí mismo la labor de miembro de seguridad.

A pesar de que no se logra observar quién tiene la razón, es necesario destacar que la violencia física nunca está justificada y que, aunque no hubo golpes, sí se manifiesta de forma verbal.

Por otra parte, la mujer reclama porque hasta el momento sólo se le ha tomado un examen de orina y no se le ha atendido más rápido, perdiendo consciencia respecto a que hay otros pacientes esperando ser atendidos y que el resultado de los exámenes de laboratorio de este tipo no son inmediatos, dejando su reclamo de forma infundada.

facebook/Jessica Stipe

El material del video fue filmado por la hija de Jessica y el doctor que se puede ver en éste es Peter Gallogly. La policía ha comenzado una investigación al respecto a la confrontación.

Todo termina cuando el doctor le quita el teléfono a la chica al ver que estaba grabando. El clip, compartido a través de Facebook, se volvió rápidamente viral, provocando que «bandos» se alineen con el doctor o la paciente.

facebook/Jessica Stipe

Por lo que se puede apreciar, ella no estuvo bien en reclamar si es que la situación se estaba desenvolviendo en que la consulta estaba colmada de pacientes que necesitaban atención y sus exámenes ya se encontraban en proceso, pero pese al estrés de la profesión, no está bien que el doctor haya perdido sus cabales y reaccionado de forma tan violenta.

De una u otra forma, juzgue usted.

Puede interesarte