Por Daniela Morano
2 agosto, 2018

Iba camino al metro cuando se puso a llover y tuvo que esperar un taxi. Quiso evitar mojarse, pero terminó topándose con una chica absolutamente racista.

Las acusaciones y peleas sin fundamentos contra personas de color o hispánicas se han hecho cada vez más frecuentes en Estados Unidos, y como ahora todo puede ser grabado, también es que vemos casi de primera mano lo brutal que estas son. Y cuando no son brutales físicamente, lo son emocionalmente para quien está siendo acusado injustamente simplemente por existir y ser diferente a otro.

Este incidente comenzó de manera muy particular. Darsell Obregon caminaba por las calles de Brooklyn, Nueva York cuando una fuerte lluvia comenzó a caer. Iba camino a una estación de metro pero como aún le faltaba bastante por caminar, decidió acercarse a la entrada de un edificio para protegerse mientras llamaba un Uber.

Darsell Obregon

De repente, una mujer identificada como Arabella Juniper Torres, sale del edificio y le pidió que se fuera. “No habían pasado ni 3 minutos cuando una mujer joven que vive en el edificio abrió la puerta de entrada y me dijo que no podía estar parada ahí y debía irme. Le dije que no me movería (yo estaba esperando mi taxi y ya me iría pero ella no lo sabía) y ella llamó a la policía”, escribió Obregon en su testimonio en Facebook.

Darsell Obregon
Darsell Obregon

“Señora esto no es propiedad pública”, dijo Torres. “¿Entonces mandarán a un policía? Porque me está grabando ahora. Le dije que se fuera y se rehúsa”, decía mientras hablaba por teléfono.

Una vez que el Uber de Obregon llega, Torres intenta impedir que se vaya. El conductor avanzó lentamente mientras Torres los seguía diciéndole que “si te vas, estarás cometiendo un crimen también, lo sabes ¿cierto?” tras lo cual tomó fotos de la patente del coche.

Darsell Obregon

Luego de eso el conductor simplemente aceleró y Obregon continuó su camino. Compartió su historia en Facebook, donde subió los videos y fotos del encuentro. Sin embargo se desconoce qué ocurrió, si acaso algún oficial llegó o no al edificio de la otra mujer.

 

Puede interesarte