Por Constanza Suárez
9 abril, 2018

Este pequeño héroe tenía solo 2 años.

Whitney Johnson(26) dormía profundamente en el sofá de su hogar en Kentucky. Junto a sus dos hijos, DJ y Nyla, se rindieron a un largo sueño. El pequeño DJ, de 2 años, sintió algo extraño y de pronto comenzó a gritar el nombre de su madre. Un calentador explotó, provocando un infierno en la casa.

Facebook/Whitney Shay Johnson

El aviso del niño estuvo justo a tiempo, ya que Whitney pudo correr entre las llamas hacia la puerta principal y salvar la vida de su familia. Sin embargo, cuando ya estaba a punto de lograr su objetivo, pasó algo terrible.

Para abrir la puerta, tuvo que soltar por una fracción de segundos a DJ, en ese instante, el niño asustado corrió de vuelta a su habitación para esconderse.

Facebook/Whitney Shay Johnson

Desesperada, Whitney buscó al niño entre las llamas y el caos. Escuchaba como DJ lloraba entre el humo y el fuego, pero la situación era demasiado complicada para alcanzarlo. Por lo que tuvo que tomar una terrible decisión, dejar a DJ atrás y salir de la casa, para salvar a su hija Nyla, cuyo cuero cabelludo se estaba derritiendo.

Salió y dejó a su hija con un vecino, para acudir al rescate de DJ. Pero no tuvo suerte, ya que no pudo comunicarse con él dentro de la casa y el pequeño, desgraciadamente murió por inhalar humo luego de subir a su cama.

Facebook/ Whitney Shay Johnson

A pesar de estar en estado de shock, Whitney logró hacer sonar la alarma en su bloque de apartamentos, lo que permitió a otros 30 residentes evacuar.

Recordando el evento, que ocurrió en 2015, el portal británico Daily Mail recogió sus palabras: “DJ es mi héroe. Si no fuera por él gritándome, definitivamente no estaríamos aquí”

Luego añadió sobre información sobre la historia: “Cuando desperté, todo lo que recuerdo son llamas por todas partes y humo negro como boca de lobo. Fue como algo salido de las películas. Todos nos levantamos y nos dirigimos hacia la puerta principal para salir. Corrimos a través del fuego y supongo que ese DJ asustado. Recuerdo mirar hacia atrás y pensar: ‘Esto es, todos vamos a morir’.

Whitney quedó con quemaduras en el 29% de su cuerpo y Nyla, ahora de dos años, con un 19% de quemaduras, y ambas pasaron dos meses en el hospital antes de ser dadas de alta.

Facebook/Whitney Shay Johnson

Todavía tienen las cicatrices, y Nyla, que continúa recibiendo terapia, incluso ha sido tildada de “bebé Freddy Krueger” por desconocidos.

Whitney, que ahora está embarazada de su cuarto hijo, dijo: “La gente en público dice cosas. Los niños pequeños suelen actuar asustados de Nyla como si fuera un monstruo, pero los adultos son los peores. Eso realmente me molesta porque estoy enojado conmigo mismo por no salvar a DJ. Se supone que soy su protectora y no pude estar allí”.

Puede interesarte