Por Andrés Cortés
28 marzo, 2018

No saben si es producto del alimento que le dan, pero su “saludo” con sus patas es algo que debes ver.

Los animales muchas veces caen en situaciones de peligro en la que no pueden salir sin la ayuda de un humano. Y si son más pequeños, les cuesta aún más. Así le ocurrió a un pequeño insecto que se veía abandonada en una carretera local, pero jamás imaginó que su destino cambiaría hacia esta forma.

La alumna de guardería Olivia Higham esperaba que su padre la fuera a buscar, como todos los días. No obstante en el camino a casa divisó una pequeña abeja que se encontraba abandonada.

Mercury Press & Media

La joven insistió en llevarla a casa y su padre aceptó este deseo. Una vez en el hogar la alimentaron con azúcar y agua y la abeja se mostró muy feliz.

¿Cómo podía mostrar su gratitud? Cuando Olivia la saludó con la mano, la abeja le devolvió el saludo. Sí, aunque suene increíble.

Mercury Press & Media

El padre de Olivia, Sam, habló con el medio Metro y esto fue lo que dijo:

“Es como si ella fuera una nueva gran amiga y un par de persona han dicho que es como una película en la vida real. Es realmente dulce“.

-Sam Higham

El joven padre además contó que la abeja ha vivido unos días en su casa y es fanática del agua con azúcar, pues cada vez que la alimentan con esto, la pequeña abeja realiza su truco de saludar con una de sus patas.

Mercury Press & Media

Ayudar a los animales es una tarea de todos. Si bien a muchas personas no sienten especial simpatía por los insectos ni mucho menos por los abejorros, no deja de impresionar como una pequeña niña es capaz de sentir este nivel de empatía para cuidarla.

De seguro hay muchas otras cosas que podemos hacer por nuestra flora y fauna y Olivia es un claro ejemplo de esto. Ojalá su amistad dure por mucho.

Aquí puedes ver el video del divertido saludo entre el abejorro y la niña.

Puede interesarte