Por Alejandro Basulto
9 abril, 2019

Con 18 años, Emmalouise Leggate se despertó en su residencia en Glasgow (Escocia), con un golpe en su barriga que anunciaba el momento de parir a un bebé del cual no sabía de su existencia.

Una se va a acostar  y de repente se despierta con la noticia que debe dar a luz a un bebé de 7 libras. Así de extraña fue la sensación que tuvo Emmaluoise Leggate, de 18 años y domiciliada en Glasgow, Escocia, ante el nacimiento de su hija de ahora 8 meses, Ciaria Louise Lamont.

Emmaluoise Leggate | Kennedy News and Media

Según señala Mirror, ella estaba tomando la píldora cuando sin previo aviso se dio cuenta que estaba embarazada y tenía que parir a una bebé. “No me había realizado una prueba de embarazo, no tenía síntomas, nada, nada de nada”, dijo al medio inglés. Por su suerte, su abuela Louise Ford, de 63 años, estaba con ella y juntas se dirigieron raudamente hacia el hospital. El apuro eso sí no sirvió de mucho, ya que igualmente terminó dando a luz a su hija en el estacionamiento del centro médico.

“Fue un trabajo de parto muy rápido”

-contó Emmalouise a Mirror

Ciara Louise | Kennedy News and Media

Su abuela, “Nanna” como ella le dice, era posiblemente la más preocupada y después feliz con el nacimiento de la bebé. Estaba sumamente conmocionada cuando nació Ciara, y su primer envoltorio de lactante fue con una gran tapadera que ella tenía en la espalda. El orgullo que tenía “Nanna” por su nueva nieta era muy efusivo, a tal nivel que salió a las calles con la pequeña en brazos deteniendo y mostrándosela a todos los transeúntes que caminaban en ese momento por las calles.

“Siguió deteniendo a la gente en la calle diciendo: ‘esta es mi bisnieta, mira lo hermosa que es‘”

-confesó Emmalouise

Ciara Louise | Kennedy News and Media

A pesar del embarazo no consciente (literalmente) y del no haber parido en el lugar indicado, Emmaluoise puede decir que su hija Ciara Louise (en honor a su bisabuela) nació en un 17 de julio del 2018, contenta y saludable. Emma y su pareja Sean Lamont, volvían a abrazarse ante el nacimiento de una hija, debido a que previamente ya habían sido padres de otra niña llamada Caoimhe.

“Me sorprendí mucho. No se sentía real”

-declaró Emmalouise a Mirror

Y es que lo pasó sorprendió hasta los médicos. Ya que según las propia palabras de Emmalouise, ni ellos “pudieron explicar por qué no tuve un bulto”, agregando de que “dijeron que ella debía estar sentada en mi espalda baja y que es bastante común”. Realmente este bebé nunca dio avisos, ya que según ella, no pateaba, no generaba náuseas o antojos. No daba ni una pequeña señal de que existía.

Kennedy News and Media

Sí tuvo Emmalouise Leggate un ligero aumento de peso, pero que según ella estaba en todo su cuerpo, “más en mi brazos, piernas y cara que en cualquier otro lugar” contó y sumando el hecho de que mi estómago nunca creció. Tampoco asoció la ausencia de menstruación con el embarazo, ya que ella pensó que era un efecto de la píldora.

Emmalouise | Kennedy News and Media

Emma y Ciara estuvieron 2 días en las clínica para que les pudieran realizar exámenes y por suerte todo salió bien. Como también resultó ser positiva la recepción que le hizo su hija mayor a Ciara, llevándose las dos instantáneamente bien.

Son muy cercanas como hermanas. Caoimhe se ríe mucho con ella. Cada vez que Ciara llora, le pone a su muñeco y le consigue un peluche (…) Ella es muy protectora con su hermana pequeña

-dijo Emmalouise sobre sus hijas-

Familia Leggate Lamont | Kennedy News and Media

Pero a pesar de estar feliz con este imprevisto regalo y de ser lo mejor que podría haber pasado, Emma y Sean han decidido no tener más “niños sorpresa” y mejorar en el uso de los métodos anticonceptivos.

“No más bebés sorpresa, gracias”

-cerró Emmalouise Leggate de 19 años-

 

 

Puede interesarte