Por Alejandro Basulto
21 julio, 2020

Con 35 años, Fátima Bridle estuvo 105 días conectada a un respirador y 40 días en coma.

En Reino Unido realmente la han pasado mal con la pandemia del COVID-19, acumulando a la fecha más de 297 mil casos de personas contagiadas y más de 45 mil víctimas fatales producto de esta enfermedad.

Fátima Bridle / Facebook

Cifras que demuestran que no todos los británicos han sido afectados de igual manera por este virus, ya que mientras hay algunos que han desarrollado unos leves síntomas, otros hasta han muerto a raíz de los graves efectos y el deterioro físico y médico que esta epidemia puede causar. Y Fátima Bridle, de 35 años, de seguro sigue sorprendida después haber sobrevivido al coronavirus.

AP

Porque esta mujer musulmana, ha sido la persona británica que más tiempo ha permanecido afectada por esta enfermedad. Ya que ella, estuvo 130 días en el Hospital General de Southampton, y 124 de ellos en cuidados intensivos.

Tracy | Fátima Bridle / Facebook

De hecho, llegó a estar 105 días conectada a un respirador mecánico, debido a que el COVID-19 afectó fuertemente sus pulmones, a lo que además se le adicionó una neumonía, sepsis y también tuvo una traqueotomía. Su esposo Tracy, de 56 años, no dejó de estar preocupado y de pensar en ella, y más inquieto estaba aún cuando la enfermera le dijo que su esposa estaba «luchando por su vida». Sin embargo, ella finalmente venció al COVID-19.

«Me estaba volviendo loco, lloraba todo el tiempo y me pusieron medicamentos (…) Las primeras palabras que dijo fueron: ‘Quiero hablar con mi Tracy’. Ella no sabía lo que había pasado ni se dio cuenta de cuánto tiempo había estado allí (…) Cuando ella llamó, pensé que la estaban dejando hablar para decirme adiós. Estaba angustiado (…) Pero ella susurró: ‘Tracy, ¿qué pasó?’ Luego perdí la trama y dije: ‘Lo siento, todo fue mi culpa’ (…) Ella es mi milagro médico. Tener un respirador por tanto tiempo y sobrevivir es extraordinario. No puedo esperar para verla de nuevo»

– dijo el ex soldado Tracy, esposo de Fátima, a The Sun.

AP

El tratamiento del COVID-19 en el caso de Fátima fue muy complejo. Llegó a estar 40 días en coma. Y aún cuando superó el virus, siguió luchando contra la neumonía. Durante todo esta internación médica, Fátima sufrió un colapso pulmonar, por lo que nunca recuperará su capacidad total. En su recuperación pasó de tener una capacidad respiratoria del 20%, para después tener un 40% y actualmente tener un 70%. Hoy puede respirar sin ventilador. Lo que para muchos médicos es una recuperación milagrosa.

AP

Terrible experiencia, que comenzó después de su regreso a Gran Bretaña, tras estar un mes en Mohammedia, en Marruecos, donde vive la familia de Fátima. Esta pareja que se conoció en línea en el 2016, no había visto las noticias, por lo que no estaban al tanto sobre la pandemia del coronavirus.

«Pasamos horas esperando en el aeropuerto y en la estación de autobuses. Un montón de viajeros de China y Hong Kong estaban allí con máscaras. Muchos tosían (…) Pero nadie dijo nada cuando pasamos por el aeropuerto, y no sabíamos por qué llevaban máscaras (…) Si hubiéramos sabido lo que sabemos ahora, habríamos hecho las cosas de manera diferente»

– dijo Tracy.

Fátima Bridle / Facebook

Actualmente, los médicos están trabajando en fortalecer el estado de salud de Fátima. Quien ha presentado importantes avances, como dirigirse al baño sin ayuda y usar un aparato Zimmer para moverse por un jardín. Después de cuatro meses separados, Tracy, quien sufre trastorno de estrés postraumático relacionado con el servicio en Royal Green Jackets y que está registrado como persona con discapacidad debido a daños en los discos espinales, por fin podrá ver a su amada. Ya que debido a su condición, nunca pudo acercarse al hospital donde estaba su pareja.

«Son increíbles, me gustaría agradecer a cada uno de los médicos y enfermeras que me han dado la oportunidad de una nueva vida. Estoy feliz de estar aquí. Se siente como un sueño»

– dijo feliz al final, Fátima.

Fátima Bridle / Facebook

Una historia triste pero con un desenlace esperanzador y alegre, de dos personas que se amaban y que solo querían verse, pero que debido a una enfermedad, tuvieron que distanciarse, con una de ellos, hasta con riesgo de morir. Pero todo terminó bien y pronto ambos podrán reencontrarse y recuperar todo el tiempo perdido.

Puede interesarte