Por Catalina Yob
7 abril, 2017

La mujer era médico, por lo que sintió que debía ayudar a los involucrados que resultaron gravemente lesionados.

Cynthia Ray de 47 años siempre sintió que su vocación era ayudar a los demás, siendo médico. Hace un par de años que se encontraba trabajando en el Hospital Henry Ford en Michigan, Estados Unidos por lo que ya se encontraba completamente habituada a ver accidentes de extrema gravedad, ya que al trabajar en un hospital, los profesionales son expuestos a múltiples casos, en donde deben aplicar todos sus conocimientos para salvar la vida de otros.

Henry Ford Hospital

Un día, cuando regresaba de su trabajo divisó un grave accidente de tránsito, en el cual un total de 6 jóvenes habían resultado con lesiones de gravedad. De forma inmediata, se detuvo en medio de la carretera, descendió de su auto y se acercó al lugar en donde yacía el vehículo volcado.

Pero cuando se disponía a ayudar las heridas de las personas, sintió un severo impacto en su cuerpo. Un vehículo externo que transitaba a exceso de velocidad por el lugar de los hechos, la había atropellado. 

WDTV

 

Cuando la tragedia no podía tomar un camino más horroroso, la policía da aviso que otro hombre había sido atropellado. Sean English, al igual que Cynthia, decidió detenerse en el camino para auxiliar a los jóvenes, cuando de un segundo a otro fue atropellado por el mismo vehículo que pasó por la carretera. 

Sean no murió, pero resultó con lesiones de gravedad que provocaron que su pie tuviera que ser amputado. Tras el accidente, sus padres iniciaron una recaudación de dinero a través de internet, con el fin de solventar los múltiples gastos que dejaron las elevadas cuentas de su operación y posterior tratamiento.

Go Fund Me

Actualmente, Sean se encuentra con un respirador artificial y en estado crítico, según informó su familia a través de la página web, en donde aclaman por dinero para ayudar a que su hijo sobreviva.

«En la mañana del domingo, Sean fue golpeado por un vehículo mientras él estaba haciendo lo mejor por ayudar a otros. Sean y sus padres se detuvieron en el camino al ver un jeep volcado con 6 adolescentes. Mientras ellos los estaban ayudando, un vehículo pasó y atropelló a Sean y a una mujer. Sean está hoy en una situación crítica, sus piernas están fracturadas, su pelvis está rota y recientemente se le amputó uno de sus pies. Él está ahora con un ventilador mecánico que lo ayuda a lidiar con los dolores. Los médicos quieren que su cuerpo se recupere en la mejor forma posible.

Por otro lado y a pesar de que no se ha informado si el conductor del vehículo, que acabó con la vida de Cynthia y provocó el estado crítico de Sean, será enjuiciado por la muerte de una persona, la policía manifestó que el sujeto que conducía el auto también resultó con lesiones, pero éstas no fueron de la misma gravedad de Cynthia y Sean. 

 

Puede interesarte