Por Diego Aspillaga
29 enero, 2020

Ben Lilly ahora puede contarle a sus futuros nietos que estuvo frente a frente con un leopardo en la mitad del Reino Unido y mostrar las fotos para “probarlo”. No será una historia verdadera, pero ellos no tienen por qué enterarse.

Ben manejaba hacia su casa como un día cualquiera. Era una fría mañana de sábado en Halifax, West Yorkshire (Inglaterra) y aún estaba medio dormido mientras conducía. Pero algo que vio en el camino lo despertó de inmediato. 

El hombre pasó por una curva cuando vio una figura de piel tirada en plena calle. Y si bien siguió su camino, la curiosidad fue mas fuerte que sus compromiso y decidió dar la vuelta.

Ben Lilly

Por lo que había visto de reojo, parecía que un leopardo había sido atropellado y podía necesitar ayuda. Ahora, no hay leopardos salvajes en Inglaterra pero la emoción y la adrenalina de la posibilidad de que haya sido uno nubló el buen juicio del hombre, que ya se había detenido y se bajaba del vehículo para ver comprobar su teoría.

“Mi corazón latía con una especie de emoción. Pensé ‘¿es este un gran gato?’ Sería algo increíble de encontrar”, dijo el hombre al portal de noticias LadBible.

Pixabay

“Pensé ‘wow’. Escuché de estos avistamientos de grandes felinos y alrededor del área de Halifax, ha habido informes antes. Me di la vuelta donde pude, me di la vuelta y conduje de regreso“, agregó.

Estaba preparado para todo. Si el animal estaba muerto, lamentaría la situación y llamaría a las autoridades. Si Seguía con vida, llamaría a los veterinarios e intentaría ayudarlo sin correr riesgos. Para lo que ciertamente no estaba preparado era para hacer el ridículo, y eso fue exactamente lo que pasó. 

Porque lo que había en  el camino, lo que lo hizo detenerse y retroceder su vehículo esa fría mañana de sábado, lo que lo tenía tan emocionado no era nada más que una prenda de vestir, un “enterito” de mujer con un diseño de animal print basado en el pelaje de un leopardo.

Ben Lilly

“Miré de nuevo, parecía real. Luego estacioné detrás de él y miré desde el interior del automóvil. Salí con cautela, porque no quería que algo me quitara la cara, pero en cuanto lo miré desde el otro ángulo me eché a reír“, dijo entre carcajadas.

Para ser justos, la confusión era entendible. El salvaje atuendo yacía en la calle de una forma que en realidad parecía un animal. Y como si fuera poco, tenía una cola incluida. 

Ben Lilly

El hombre se sintió tan ridículo que decidió fotografiar al supuesto leopardo y compartir su experiencia con el “gato salvaje” en Redes sociales.

“¡Cuidado! hay un leopardo muerto en Halifax. Ah, no. Sólo es el traje de una cualquiera de anoche. ¡¡No puedo creer que di la vuelta para esto!!”, escribió el hombre en su Facebook.

Ben Lilly

Inmediatamente, el post de Ben se volvió viral. Cientos de personas le escribieron, algunas para decirle que también crían que era un leopardo muerto, otro para criticar su “broma” de la dueña del enterito.

Ben ahora puede contarle a sus futuros nietos que estuvo frente a frente con un leopardo en la mitad del Reino Unido y tiene fotos para “probarlo”. No será una historia verdadera, pero ellos no tienen por qué enterarse.

 

Puede interesarte