Parece imposible pero es cierto. Y lo que supo después fue desolador.

Clon Brown, policía de Hastings, Michigan, se encuentra en mitad de un complicado juicio con su ciudad a causa de una muy confusa situación, que a primera vista pocos entienden. Clon siempre se había identificado como blanco, pero dice que hoy, a sus 47 años, finalmente descubrió que era negro.

Su padre tiene la tez oscura y el pelo rizado, pero él, además de pensar siempre que era una persona con piel blanca, también lucía como tal.

WWMT

Eso es lo que confunde a todos…

Pero lo que pasó fue que su pequeña hija fue diagnosticada de una complicada enfermedad y cuando quisieron descubrir el origen de ésta, algo vino a la mente de los doctores: esa condición era muy común en los afroamericanos y quizás la explicación estaba en sus genes.

Y así era. Clon se hizo una prueba de ADN que le reveló que un 18% de su sangre era de antepasados de África subsahariana.

Pixabay

Okey, eso no significaba que su tez realmente fuera oscura o que fuera totalmente afroamericano… pero independiente de ese punto que era lo que nadie entendía, él se sintió orgulloso. Le contó a sus conocidos y comenzó a averiguar más al respecto.

Pasaron unos días y comenzó a vivir algo horrible.

Sus compañeros de trabajo empezaron a llamarlo Kunta, haciendo alusión a un personaje de la novela Raíces, a susurrarle “Black Lives Matter” cuando pasaba junto a ellos, y a poner en su puesto figuras de un Santa Claus negro, sobre el que escribían “18%”.

CNN

Para Clon eso podía ser sólo una sola cosa: racismo. Se le hizo imposible creer que solamente por el hecho de admitir parte de su raza, sufría molestias y discriminaciones… ¡cómo sería entonces para la gente con tez negra!

Por eso interpuso una demanda de la que podría reclamar medio millón de dólares. Siente que la complicada realidad de discriminaciones se vuelve más aguda en su trabajo, por la intensa división entre los policías y las personas afroamericanas, ante lamentables muertes de estos últimos en manos de los primeros en confusos casos que han pasado últimamente.

Algo que sonaba como una clase de broma, puso -aún más- en evidencia una desgarradora verdad.

¿Qué piensas tú?

Te puede interesar