Por Daniela Morano
29 noviembre, 2018

“Nosotros somos los agresores acá. Nosotros estamos intentando entrar a su territorio”, afirmó.

La semana pasada se supo que un joven de 27 años, John Allen Chau, falleció a manos de una flecha lanzada por uno de los miembros de la tribu de sentinelas de la Isla Sentinel del Norte. Este habría viajado hasta la India con la intención de evangelizar a la tribu, llegando en bote hasta la isla donde está prohibido ingresar. Esto gracias a leyes que protegen a la tribu que viven como en el neolítico.

La situación ha causado controversia, con muchos defendiendo a Chau, mientras que otros creen que se lo merecía por haber intentado imponerles sus creencias a gente que jamás ha estado en contacto con el resto del mundo.

TN Pandit

El antropólogo indio de 84 años, TN Pandit, aseguró que el actuar del joven no fue el correcto. Lo dice por experiencia: entre 1960 y 1990 Pandit viajó por el océano Índico y estuvo en varias ocasiones en contacto con los sentinelas, quienes al igual que a Chau, le advirtieron sobre acercarse a ellos. La diferencia es que en su caso él y su grupo de expertos se retiraron cuando recibieron las advertencias.

Pandit dice que el estadounidense “cometió un error que pagó con su vida”.

TN Pandit

“Durante nuestras interacciones nos amenazaron, pero nunca llegaron al punto de matarnos o herirnos. Cuando se alteraban nos alejábamos. Me da pena la muerte de este joven chico que viajó desde América, pero cometió un error. Tuvo la oportunidad de salvarse, pero insistió y pagó con su vida”, le dijo a la BBC.

Daily Mail

Además aseguró que nunca le permitieron viajar hasta la isla solo, de hecho, llegaba con su grupo de expertos y le llevaban regalos a la tribu. Fue en una de esas ocasiones en que un niño de la tribu lo apuntó con un cuchillo como advertencia, tras lo cual Pandit regresó a su bote.

“Cuando estaba regalándoles cocos, me alejé un poco de mi equipo y me acerqué a la costa. Uno de los niños me hizo una cara chistosa, tomó su cuchillo e hizo un gesto como que me iba a cortar la cabeza. Inmediatamente llamé al bote y me fui. Su gesto fue significativo, me dejó claro que no era bienvenido”.

 

A pesar de la muerte de Chau, Pandit dice que no catalogaría a la tribu como hostil e insiste en que sólo quieren paz. “Nosotros somos los agresores acá. Nosotros estamos intentando entrar a su territorio”.

Aseguró que los oficiales que se encuentran trabajando para encontrar su cuerpo tienen más posibilidades de encontrarlo si van a la isla durante la tarde cuando la tribu normalmente no anda en la costa. Y que lleven cocos y hierro de regalo.

John Allen Chau

Sin embargo el grupo Survival International ha instado a las autoridades a “abandonar la búsqueda” por miedo a que más gente muera.

Puede interesarte