Por Monserrat Fuentes
18 octubre, 2017

Una cirugía mal hecha la llevó directo a la cárcel.

Cada vez que veía en la televisión casos de personas ejerciendo profesiones ilegalmente o sin tener los conocimientos necesarios para hacerlo, creía que era un tema muy delicado y peligroso porque, por lo general, son profesiones como medicina, odontología o leyes, ocupaciones que requieren de varios años de estudios y que son importantes para las personas, por eso, el caso de una adolescente de realizando procedimientos quirúrgicos en Canadá me llamó mucho la atención. 

Según informó la policía de Toronto, la mujer identificada como Jingyi Wang se promocionaba como cirujana cosmética bajo el pseudónimo de “Dra. Kitty”.

Policía de Toronto

Aunque suene increíble, la chica solo tiene 19 años y utilizaba el sótano de su casa para realizar los procedimientos.

En un comunicado de prensa entregado por el departamento de policía local, se constató que una mujer contrató sus servicios (no especificaron cual) y que semanas después de ser intervenida por Wang tuvo que recibir una cirugía reconstructiva porque tenía todo infectado.

Pixabay/ Imagen de referencia

Fue, precisamente, esa clienta la que hizo la denuncia a la policía y se pudo concretar el arresto de la farsante chica. Fue encontrada en su casa en el sector de North York y comparecerá ante el juez en pocos días más por el cargo de agresión con agravantes.

La policía cree que puede haber otras víctimas, pero aún no han recibido más denuncia contra Wang.

Puede interesarte