Por Daniela Morano
13 abril, 2018

“¡Oh dios mío! ¡Qué carajo!”, gritó uno.

La artista Jen Seidel y su hija quisieron experimentar con la percepción de las personas y para eso, pintaron a Ali, modelo, como si llevara un atuendo para practicar yoga. Ella estaba completamente desnuda y se instalaría en una concurrida calle de Maryland a ver si acaso alguien notaba que no llevaba nada puesto.

Ali sólo tenía tanga del color de su piel y stickers que cubrían sus pezones, todo el resto era sólo pintura. El complejo diseño fue creado por madre e hija y crearon un top y pantalones azules para que combinaran.

Jen The Body Painter
Jen The Body Painter

Al terminar, Ali salió a las calles con su mat de yoga y comenzó a ejercitarse tranquilamente mientras que cientos de personas caminaban a su alrededor.

La modelo se veía totalmente en paz y más concentrada en lograr lo mejor posible las posturas que que algo fuese a salirse de lugar o el hecho de que estaba desnuda frente a muchas personas.

Jen The Body Painter
Jen The Body Painter

Mientras, Jen y su camarógrafa detenían a algunos transeúntes para preguntarles si acaso notaban algo “distinto” es la chica.

Jen The Body Painter

Muchos ni lo notaron y estaban convencidos de que lo único impresionante eran las increíbles posturas de yoga que lograba. Pero, finalmente, un hombre dijo “oh, está pintada”.

Jen The Body Painter
Jen The Body PainterJen The Body Painter

Otros testigos quedaron en shock cuando se dieron cuenta que era todo una ilusión óptica y por lo real que se veía la ropa. Varios rieron y una mujer incluso le dijo a Jen que de tener la oportunidad, haría lo mismo.

No es primera vez que el trabajo de esta artista deja a sus espectadores en shock. En febrero, envió a una chica a salir con chicos que conocía a través de Tinder también sólo con ropa pintada en su cuerpo. En algunos casos, logró convencer a sus citas de que estaba vestida pero cuando salieron, la lluvia comenzó a borrar la pintura.

Puede interesarte