Por Catalina Yob
21 marzo, 2017

“Fue hermoso… las niñas trenzaron su pelo e hicieron sus uñas”.

Sufrir la pérdida de un ser querido es definitivamente una de las experiencias más difíciles que debemos afrontar en nuestras vidas. El proceso de despedirse y de estar consciente que será la última vez que podrás verlo/a, es un golpe que marca un precedente en el futuro a la hora de relacionarte con las personas más cercanas a tu vida.

Esta familia lidió con la dura noticia de perder a su madre de 46 años debido a un cáncer de mama, pero su despedida no fue la que solemos presenciar y conocer.

Supplied
Supplied

Su esposo, Brent Fairns y sus hijas Maggie de 12 y Ruby de 9 tomaron la decisión de mantener por 4 días el cadáver de Sam Aulton al interior de su hogar para brindarle una ceremonia más cercana y emotiva. 

La inesperada noticia de su muerte, dejó en estado de shock a la familia de Nueva Gales del Sur, la cual se rehusó a despedirse de Sam en tan corto tiempo. Por ello es que Brent retiró el cuerpo del hospital, le puso su ropa favorita y con ayuda de sus hijas, trenzaron su cabello y pintaron sus uñas. 

“Nos permitió sacarla de la bata de hospital, ponerle su ropa favorita, las niños trenzaron su pelo y pintaron sus las uñas. Fue un proceso hermoso y nos permitió tomarnos el tiempo para llorar”.

Supplied

Su esposo manifestó que la cultura tiende a esconder la muerte, por lo que cuando llega el momento, nadie sabe realmente que opciones tiene para despedir a su ser querido. Aseguró que actualmente existe un vacío legal en el sistema de salud público en torno a la muerte, ya que nadie informa de las alternativas que existen cuando la muerte llega.

“Quiero ayudar a traer un poco de consciencia a la gente sobre las posibilidades que tienen. Es posible dar un paso hacia lo desconocido, lo que hicimos es posible”.

Cath Bowen

En un inicio, muchos amigos y cercanos a la familia se sorprendieron por la decisión de la familia de llevar el cuerpo de Sam hasta su casa. Pero todos concordaron con la idea del esposo, quien eligió esta despedida para hacer frente al inmenso dolor que sentían en aquel momento. 

“Fue simplemente hermoso, nos dio la oportunidad de decirle adiós de la forma correcta”.

Y es que abrazar y besar a los seres queridos que parten es algo que no todos pueden hacer. Pero esta familia no sólo tuvo la oportunidad de despedirse y decirle cuánto la amaban, sino que tuvieron la dicha de compartir con ella y despedirla como a ella le hubiese gustado. 

En la localidad en donde ellos viven, la ley permite mantener un cadáver por 5 días, el cual debe ser refrigerado con el fin de aplazar la putrefacción natural del cuerpo.

Supplied

¿Qué te parece la decisión que tomó la familia? ¿Replicarías la idea con tus seres queridos?