«No podía creer que había dado a luz a un bebé parecido a un alien. Estaba tan sorprendida y triste de verlo, que tuve que pedirle a la partera que lo alejara de mi vista”.

Mamá Khalida Begum, de 35 años de edad, esperaba con ansias y emoción a su cuarto bebé. La noche que dio a luz, quedó absolutamente sorprendida cuando vio a su hijo y terminó por rechazarlo. Incluso se negó a amamantarlo porque tenía un aspecto parecido al de un «extraterrestre».

El bebé nació con una condición extremadamente rara.

Fuente

La inocente criatura nació con una diminuta cabeza y con los ojos saltones. Los médicos de la India, su país, le diagnosticaron provisionalmente una condición genética extremadamente rara llamada Ictiosis Arlequín.

La principal característica de la enfermedad es la piel gruesa y escamosa, y con deformes rasgos faciales.

Fuente

Además, a la condición del bebé se le sumó otro defecto inusual llamado anencefalia. Debido a ello, el niño nació sin las parte superior del cerebro y del cráneo. Eso significa que, a menudo, las partes restantes no están cubiertas por el hueso o por la piel.

Fuente

Para mamá Khalida fue un duro impacto mirar bajo qué condiciones había nacido su bebé. Sentía dolor por la criatura y no podía ni siquiera mirarlo debido a que varias partes de su cuerpo no estaban completamente desarrolladas.

«No podía creer que había dado a luz a un bebé parecido a un alien. Estaba tan sorprendida y triste de verlo, que tuve que pedirle a la partera que lo alejara de mi vista».

-Khalida Begum en entrevista-

Fuente

Más tarde, mamá se tranquilizó y amamantó muy feliz a su bebé. Desde aquél entonces, las personas de su pueblo han acudido a mirar al bebé, y han llegado a creer que es la reencarnación del dios Hanuman.

Es incierto cuánto tiempo va a vivir este bebé, que aún no ha sido nombrado, pero por lo menos ahora mamá lo abraza y alimenta con cariño.

¿Qué opinas de la historia de este recién nacido?

Puede interesarte