Por Teresa Donoso
28 Diciembre, 2016

Registraron su estado después de comérselo todo… ES DEMASIADO, demasiado gracioso para soportarlo.

Bubba tiene cinco años y esta navidad hizo algo que su familia jamás podrá olvidar (o perdonar): mientras nadie la veía se comió todo el pavo que la familia había preparado para navidad. Bubba se metió a la cocina a hurtadillas durante la noche y, a escondidas, comenzó a robarlo todo.

La familia nunca supo lo que la perrita había hecho hasta que la vieron tirarse en la alfombra, totalmente hinchada e incapaz de moverse. Fue allí que se dieron cuenta de que algo sucedía.

@David_Berret5

Bubba suele verse MUCHO más delgada, pero después del festín que se había dado su estómago no daba más y quedó de la misma forma que muchos quedamos en navidad: llenos, felices, hinchados y listos para una siesta.

Deadline News

No se sabe si fue por consideración o porque simplemente no podía comer más pero Bubba dejó un pequeño pedazo de pavo para su familia. Claramente, no alcanzaba para alimentar ni a una sola persona.

Deadline News

Su dueña se decidió a compartir la historia en Twitter donde se hizo viral en muy poco tiempo debido a lo tragicómico de la situación:

@David_Berret5

“Nada que hacer, mi perra se comió todo el pavo que teníamos para mañana”.

Además, añadió una fotografía para que quedara claro quién era la culpable:

@David_Berret5

“Aquí está la culpable, ni siquiera se puede mover”.

La familia le aseguró al Daily Mail que lograron salvar la cena de navidad gracias a unos familiares que les trajeron más pavo y comida. En lo que respecta a Bubba, su familia ha decidido que desde el primero de enero tendrá que ponerse a dieta.