Por Vicente Quijada
3 septiembre, 2018

El surcoreano debía ganar algo con su país para evitar 2 años de servicio militar, y esta era su última oportunidad.

Cuando sonó el silbato final en el duelo entre Alemania y Corea del Sur, varios jugadores del elenco asiático corrieron desaforados, celebrando la victoria ante los campeones del mundo y una eventual clasificación. Sin embargo, había algo que aún no sabían: México había perdido con Suecia y, a pesar del histórico triunfo ante los teutones por 2-0, Corea del Sur se quedaba nuevamente en fase de grupos. Las lágrimas cayeron por la frustración, con uno de ellos más golpeado que nadie: Heung-Min Son.

EFE

El talentoso extremo del Tottenham de Pochettino estaba destrozado, ya que al no conseguir la clasificación estaba poniendo en juego toda su brillante carrera. Esto, porque en dicho país todos deben realizar el servicio militar antes de cumplir los 28 años, a menos que consigan alguna gloria deportiva representando a Corea del Sur. Tercero y subcampeón en las Copas Asia de 2011 y 2015, fuera de 8vos en 2014 y ahora en 2018, sólo le quedaban los Juegos Asiáticos como última esperanza. Y lo consiguió.

En una emocionante final que no se definió hasta el tiempo extra, Corea del Sur derrotó por 2-1 a Japón, con el incombustible Son asistiendo en los 2 tantos de su elenco. Y no fue su único aporte, ya que el ariete de 26 años fue fundamental durante la campaña, participando en 5 de los 6 tantos que marcaron, liderando a su país a una conquista que no conseguía desde 2014, cuando no contaron con la presencia del futbolista de los Spurs.

Al finalizar el encuentro, y a diferencia de aquella victoria ante Alemania, las sonrisas nunca se detuvieron, y Son corrió por toda la cancha abrazando a quien se cruzaba a su paso. De no haber conseguido la medalla de oro, el jugador habría tenido que cumplir de 21 a 36 meses de servicio militar obligatorio, poniendo en pausa su exitosa carrera en Inglaterra, donde es inamovible.

AFP

Sin embargo, la conquistó, y Heung-Min Son lo celebró corriendo con 2 grandes banderas a su lado, orgulloso de haber, al fin, cumplido con su país. 

 

 

Puede interesarte