Por Monserrat Fuentes
28 diciembre, 2017

No puede salir a la calle por la vergüenza y el dolor.

Muchas veces hay ciertas partes de nuestro cuerpo que no nos agradan o que creemos se pueden mejorar con una cirugía, pero no siempre recurrir al quirófano sale como nosotros esperamos, a veces todo termina en desastre y en vez de sentirnos mejor, terminamos con un problema mucho más grande.

Eso le ocurrió a una mujer tailandesa de la que no se conoce el nombre, que se sometió a una rinoplastia para mejorar el aspecto de su cara, pero lamentablemente si cirugía resultó siendo una tragedia.

AsiaWire

Según consagra el diario Mirror, para estilizar el tabique de la nariz, los cirujanos le pusieron un implante de silicona que simula ser el hueso nasal y que permite dar un aspecto más recto y perfilado.

Al principio todo iba de maravilla, lo malo llevó cuando el implante se desplazó hacia arriba y perforó en entrecejo de la mujer.

AsiaWire

Poco a poco la pieza de silicona comenzó a perforar a piel, hasta que finalmente la mujer quedó con un enorme orificio infectado y con el implante a la vista.

Tuvo que recurrir a una segunda operación para remover el objeto y cerrar la gran herida, pero aún no se sabe como hará la clínica responsable para corregir el error y darle a la mujer la nariz de sus sueños.

AsiaWire

Aún no esta claro si se tomarán acciones legales o no.

Puede interesarte