Por Andrea Araya Moya
20 marzo, 2017

“Ellos siguen”.

Sufrir la pérdida de un hijo es uno de los dolores más grandes para los padres. Sienten como si la vida dejara de tener sentido de un momento a otro, sobre todo cuando se enteran de que su hijo atentó contra su vida y quería marcharse de este mundo. Así lo vivieron los padres de Zachary McLoughlin-Dore, un joven de sólo 19 años que se suicidó y dejó una carta de despedida a sus padres.

Kate Mcloughlin

Según ABC, una noche normal Zachary le preguntó a su madre qué había para cenar. Luego le comentó que iba a jugar básquetbol con un amigo. La madre, Kate McLoughlin, le deseó buena suerte y se quedó en casa como un día cualquiera. Sin embargo, horas más tarde alguien golpeó la puerta.

Cuando Kate abrió le llamó la atención que fuese la policía quien golpeaba. Pero luego, cuando los oficiales le dijeron que su hijo estaba muerto, ella se sintió devastada.

Kate Mcloughlin

Aunque no fue la única tragedia que vivieron, pues años antes los padres de Zachary buscaban darle consuelo ante la muerte de su mejor amigo, Jayden Davies, quien murió de cáncer a los huesos.

Luego de la muerte de Jayden, dos amigos de Zach se suicidaron. El joven estaba realmente devastado.

“Ellos tienen todo instantáneo, en Facebook, pero creo que cuando se trata de resolver un problema no hay suficiente resiliencia para ver el problema. Desafortunadamente, esas relaciones y comunicación reales que no se tienen porque todo es electrónico afectan las habilidades de estos chicos para hablar y llorar, y compartir sus problemas y no sentirse un estorbo”

-Kate McLoughlin a ABC

Kate Mcloughlin

Por otro lado, la madre de Zach comenta que hubiese preferido que su hijo la llamara en lugar de dejarle una carta revelándole que se iba a suicidar. Así mismo, también explica que su hijo tenía demasiadas deudas y que probablemente perdería su trabajo. Aunque afirma que ella creía que todo iba normal, pues ambos habían creado un plan para solucionar las cosas.

Kate cree que su hijo cayó en una severa depresión.

Tiempo más tarde, otro de los amigos de Zach se suicidó. Probablemente ninguno quería vivir sin el otro.

Puede interesarte