Por Alejandro Basulto
4 septiembre, 2020

El estadounidense Dan Price, director jefe de Gravity Payments, se rebajó su salario en un millón de dólares, para que sus trabajadores perciban un mínimo de 70 mil dólares.

Hace un tiempo, el estadounidense Dan Price, se hizo noticia en el año 2015 al realizar una acción que para muchos lo hizo el jefe ideal que cualquier trabajador quisiera tener. Debido a que el director de Gravity Payments, una empresa con sede en Seattle, redujo su sueldo en un millón de dólares, equivalente al 90% de lo que antes ganaba, para repartir aquella suma entre sus empleados. Gracias a esto, sus empleados empezaron a disfrutar de un salario mínimo de 70 mil dólares, lo que a su vez, conllevó muchos beneficios para la misma empresa.

Dan Price / Instagram

Según contó el mismo Dan Price en Twitter, el negocio se ha triplicado, además de que la rotación del personal de la empresa ha estado disminuyendo a la mitad, y por sobre todo, sus empleados viven hoy de mejor manera. Las mejoras de las condiciones laborales de los trabajadores, tuvieron como consecuencia un multiplicación de las ganancias del negocio y hoy este es un caso de estudio exitoso en Harvard Business School. 

Dan Price / Instagram

Uno de los efectos más impresionantes y admirables de esta medida, fue la considerable mejora de las condiciones de vida de los empleados. Ya que la cantidad de propietarios de viviendas se multiplicó por 10, el 70% logró saldar deudas, aumentó 10 veces la cantidad de trabajadores con hijos y hoy el 76% de los empleados está totalmente “comprometido con el trabajo”, lo que es el doble del promedio nacional. Todo esto de la mano con un aumento de la producción y una mejora de la calidad del trabajo realizado.

Dan Price / Instagram

Una de las razones del crecimiento de la empresa a través de un mayor y mejor trabajo por parte de los trabajadores, es que habiendo superado el apuro de tener ingresos para costear las necesidades y gastos del mes, los empleados pasaron a tener como única preocupación en su horario laboral el cómo realizar de mejor manera su tarea. Con menos preocupaciones en la mente, la creatividad y la pasión por el oficio, han aflorado, volviéndose la empresa Gravity Payments un caso exitoso y ejemplar de cómo hacer las cosas bien. Mérito que recae principalmente en el director jefe Dan Price, quien cada vez se ha posicionado más como un liderazgo a seguir dentro del mundo de los empresarios.

 

Puede interesarte