Por Constanza Suárez
28 noviembre, 2019

Por unanimidad, aprobaron reformar la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. La violencia ya no será aceptada como método correctivo o disciplinario.

El Senado mexicano aprobó eliminar el castigo corporal contra menores de edad, buscando garantizar un ambiente seguro para niños y adolescentes. La moción vio la luz por unanimidad con 114 votos. La noticia fue oficializada en la cuenta de Twitter del Senado. 

Lo que esta ley comprende por “castigo corporal” incluye conceptos como amarrar, manotear, abofetear, patear, encerrar, ahorcar, pellizcar, jalar el cabello y cualquier extremidad como las orejas, arañar, arrastrar, empujar, apuñalar, amenazar de muerte, entre otros.

La iniciativa fue propuesta por la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia y de Estudios Legislativos, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Fue esta entidad la que explicó que en México al menos seis de cada 10 menores de edad, de entre uno y 14 años, han experimentado violencia.

Ciudad de México, Zacatecas , Chiapas e Hidalgo -que se unió en octubre- prohíben el castigo corporal. En tanto, Guanajuato y Chiapas lo prohíben en sus códigos penales.

YAKOBCHUK VIACHESLAV/

Mientras que en los códigos penales de 13 estados, los golpes son aceptados como una manera de “corregir” a los niños y adolescentes.

La iniciativa añade un párrafo al artículo 44 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que consigna: “Queda prohibido el uso del castigo corporal en todos los ámbitos, como método correctivo o disciplinario a niñas, niños o adolescentes”.

Shutterstock

Sobre el castigo corporal, la UNICEF ha expresado que se trata de “cualquier forma de uso de la fuerza sobre menores de edad que pueden causar dolor o malestar, aunque este sea leve”. 

Getty

“En México, los casos de violencia contra niñas, niños y adolescentes son difícilmente denunciados, ya sea por temor al agresor, a la exposición pública, a la estigmatización, por desconfianza en las autoridades, por desconocimiento de los derechos o bien por la ausencia de mecanismos disponibles y accesibles para reportar y pedir ayuda”, declaró la organización.

 

 

 

Puede interesarte