Por Daniela Morano
28 marzo, 2019

Jordan Holgerson cayó 18 metros y se rompió 5 costillas, sufrió de heridas internas, su esófago quedó dañado, su tráquea lesionada y un pulmón perforado.

En agosto del año pasado, Jordan Holgerson de 16 años fue de paseo con un grupo de amigos a Washington. Allí, una de sus entonces llamadas amigas, Tay’lor Smith, de 19 años, la empujó desde un puente en lo que parecía ser un simple juego. Holgerson dijo que no se atrevía a lanzarle varias veces en el video capturado por otro de los jóvenes en el grupo, pero no le hicieron caso, y fue Smith quien tomó la iniciativa de empujarla.

Holgerson cayó 18 metros y quedó con 5 costillas rotas, heridas internas, su esófago dañado, la tráquea lesionada y un pulmón perforado. Días después del incidente Smith le pidió disculpas y su amiga habría dicho que la perdonaba pero después se arrepintió. Tanto ella como su mamá querían que Smith pagara.

Smith asumió su culpabilidad tras cometer un delito imprudente como parte de un acuerdo frente al juez de David Zimmerman en el Distrito Clark en Vancouver. La sentenciaron a dos días de prisión, y 38 de trabajo comunitario. 

Holgerson lloró al dar su testimonio y recordar lo ocurrido, asegurando que aún está en terapia física además de sentir dolores físicos muy fuertes y constantes ataque de pánico.

AP
AP

“Nos sentimos afortunados de que esté aquí y viva”, dijo Genelle Holgerson, su madre. “Le ha costado mucho dinero a mi familia además del estrés y el sufrimiento”.

Wire feeds

Smith se disculpó una vez más en la corte, diciendo que piensa siempre en ella y que hará lo que sea para enmendar su error. Al ser entregado el veredicto Smith lloraba en su camino a prisión.

Puede interesarte