Por Vicente Quijada
4 julio, 2018

“Esto es una vergüenza”, exclamó el capitán, extrañado por la designación de un árbitro estadounidense, quien además fue suspendido en 2015. ¿Perjudicaron a Colombia?

Los ingleses clasificaron a cuartos de final tras una emocionante tanda de penales ante Colombia, luego de que el encuentro acabara 1-1 en la prórroga. Sin embargo, fuera del césped el duelo se sigue jugando, con las declaraciones de Radamel Falcao y José Pékerman, acusando cierta parcialidad por parte del juez Mark Geiger.

“A través de pequeñas faltas nos iba metiendo en nuestro arco”, señaló el capitán de la selección sudamericana. “Estuvo claro que ante la duda siempre cobró para Inglaterra, esto es una vergüenza”, exclamó molesto.

Además del escandaloso penal de Carlos Sánchez, en el cual los cafeteros reclaman que Kane lo venía tomando de antes al punto de desestabilizarlo, el referí norteamericano fue protagonista en otras acciones. Una injusta amarilla para Arias, una pisada de Stones que pasó desapercibida, una patada de Young que se la cobraron a Barrios, un lateral que pudo terminar en gol colombiano, pero que fue anulado, entre otras situaciones polémicas. Algunas también en contra de Inglaterra, como la no expulsión de Barrios por el cabezazo. 

“Me pareció particular que pongan un árbitro estadounidense que había sido suspendido en este partido. Eso generó muchas dudas”, disparó Falcao. Geiger efectivamente fue sancionado por la entidad en 2015, luego de que cobrara un inexistente penal en contra de Panamá y a favor de México, en las semifinales de la Copa de Oro. Por ello, el juez no arbitró encuentros internacionales durante 6 meses. 

“También que solo hablara el idioma inglés, había cierta parcialidad”, agregó el goleador colombiano. “Nos vamos con desazón, pero Colombia volverá más fuerte”, cerró, estirando una promesa a pesar de sus 32 años.

EPA

A las palabras de Falcao se sumó el seleccionador, quien también fue crítico con el arbitraje. “Hay un equipo que no pudo vencer en el campo de juego y vence por penaltis”, analizó, para luego disparar. “El partido fue muy áspero, muy rudo. Todo el mundo sabía que iba a ser así. Hay que buscar defender el fútbol sabiendo lo que puede pasar. Fue incómodo jugar un partido sabiendo que estaba flotando esa sensación de que se iba a pitar algo”, se quejó.

Además, también tuvo palabras para el polémico penal que le dio el 1-0 a los ingleses. “Tenemos mucha confusión. Me parece que estamos todos confundidos con este tipo de jugadas. Es una situación difícil”, exclamó.

EFE

¿Habrá influido el arbitraje en el resultado del partido?

 

Puede interesarte