Por Daniela Morano
7 mayo, 2018

Que no te pase a ti.

A cualquiera le podría ocurrir y probablemente a todos en algún momento nos ha pasado que vamos a comprar comida y llegamos a casa sólo para darnos cuenta que no nos fijamos que en el empaque decía, por ejemplo, que ese alimento contiene algo nocivo para nosotros. En otros casos más extremos y desagradables, ocurre lo que le pasó a este hombre.

Sí, muchas veces las imágenes o la información está escondida a propósito con el fin de confundirnos y hacernos comprar algo que no queríamos o que venden poco, entonces juegan con nuestra mente.

Ya recuerdo más de una vez en que me han intentado vender gaseosas sin azúcar escribiendo ese pequeño detalle en letras enanas.

Quizás por eso es muy entendible lo que le ocurrió a este hombre quien pensó había comprado snack de frutas con miel, en lo que parece un paquete común y corriente de snack saludables.

Sin embargo al leer con más atención, es claro que dice “Dog-Layered Dog Snacks”, es decir, comida para perro.

El hombre estaba a punto de terminar de comerlo cuando dice sentir un sabor a tocino y recién entonces lee que es comida para perro.

Al menos en los comentarios parece que muchas otras personas han tenido experiencias similares, aunque sin duda que da para reírse.

Puedes ver el momento a continuación:

Puede interesarte