Por Constanza Suárez
31 julio, 2020

El empresario Kadar Shaikh convirtió sus oficinas de 2.800 metros cuadrados en un hospital con 85 camas y totalmente gratuito.

La epidemia de coronavirus todavía está en su apogeo en la segunda nación más poblada del mundo, con un número de infecciones que supera el millón y medio y casi 35 mil muertes.

A Kadar Shaikh, un empresario indio, le diagnosticaron coronavirus y pasó 20 días en una clínica privada el mes pasado en la ciudad occidental de Surat. Logró recuperarse, pero al salir quedó impactado con la alta factura de dinero. 

“El costo del tratamiento en un hospital privado fue enorme. ¿Cómo podrían los pobres pagar ese tratamiento? Así que decidí hacer algo y contribuir en la lucha contra el virus mortal”, dijo Shaikh le dijo a Agence France-Presse.

AFP

Ya recuperado, Shaikh obtuvo la aprobación de las autoridades locales para convertir sus oficinas de 2.800 metros cuadrados en Gujarat, el estado natal del primer ministro indio Narendra Modi, en un hospital para tratar gratis a pacientes con COVID-19. Cuenta con la capacidad para atender a 85 personas. 

El gobierno proporciona y paga por el personal, el equipo médico y la medicina, mientras que Shaikh asumió el costo de las camas, la ropa de cama y la electricidad. Cualquiera puede ser admitido, dijo, independientemente de “casta, credo o religión”.

AFP

Medios locales informaron que más de la mitad de las personas que viven en los barrios bajos de Mumbai han tenido coronavirus, según un estudio encargado por la ciudad.

Mumbai, el centro financiero de India y la ciudad más poblada, donde aproximadamente el 40% de la población vive en barrios marginales, ha reportado más de 110 mil infecciones y más de 6 mil muertes hasta ahora.

Pixabay

India ahora tiene el tercer número más alto de casos en el mundo detrás de Estados Unidos y Brasil, aunque el número oficial de muertes en la nación del sur de Asia es mucho menor.

Unsplash

A pesar de que el número de casos aumenta y más áreas imponen bloqueos, el primer ministro Narendra Modi dijo esta semana que India estaba en una «mejor posición que otros países» y ganó elogios internacionales.

Puede interesarte