Por Teresa Donoso
10 Enero, 2017

“Nunca pensé que tendría citas”.

Catrina Raiford solía pesar cerca de 430 kilos y ni siquiera podía moverse de su cama. Era el año 2002 y su estado de salud era tan critico que no podía hacer nada sin la ayuda de los demás y tareas tan simples como ducharse o comer implicaban una gran organización y esfuerzo por parte de su familia. Un día comenzó a tener problemas para respirar y su familia llamó rápidamente a una ambulancia. Cuando llegaron los paramédicos le dieron un diagnóstico deprimente: su cuerpo había llegado a tal límite que ya no podía funcionar bien. Debería perder peso o resignarse a morir.

Pero hoy la historia es completamente diferente y a sus 40 años, después de haber perdido más de 250 kilos y estar pesando 176 kilos, su historia es otra e incluso acaba de unirse a la popular aplicación para buscar citas Tinder donde muestra su nueva figura.

PA Real Life

Catrina va regularmente al gimnasio y no ha vuelto a recuperar todo ese peso que le tomó varios años perder.

PA Real Life

Eso sí, Catrina le aseguró al Daily Mail que lo único malo era que cuando los hombres se enteraban de todo el peso que había perdido lo único de lo que querían hablar era sobre cómo lo había logrado.

“Me piden consejos para sus hermanas, tías, mamás. Aunque igual es increíble pensar que hacer algunos años ni siquiera me podía mover y que ahora tengo citas”.

PA Real Life

De hecho, en 2002 uno de los lados de la casa de Catrina en Florida tuvo que ser derrumbado para que ella pudiese ser sacada, con cama y todo, de su hogar.

Catrina aún tiene que someterse a una operación para quitarse el exceso de piel y ella esta segura que con esto logrará perder unos 63 kilos adicionales, lo que la dejaría en el borde de los 100 con 113 kilos de peso, casi un cuarto de lo que solía pesar antes.

PA Real Life

La mujer también espera poder someterse a una cirugía que le devuelva la forma a sus pechos posteriormente.

PA Real Life

Sus logros en el gimnasio no paran y Catrina está muy orgullosa de que durante diciembre logró, por primera vez, ejercitar una hora completa sin detenerse. Estaba tan emocionada que hasta grabó un video para inspirar a otras personas:

PA Real Life

Con tantos cambios, Catrina decidió que 2017 sería el año perfecto para encontrar al amor de su vida y aunque admite que ha tenido varias citas, sigue sin encontrar al hombre indicado:

“Debo admitir que me he divertido bastante, nunca pensé que tendría citas”.

PA Real Life

Independiente de si Catrina encuentra o no el amor, lo más positivo de esta historia es que logró cambiar su vida por completo gracias a su fuerza de voluntad y que ahora está viviendo de una forma que se parece mucho más a lo que ella esperaba de su vida. Se siente mejor, está feliz y definitivamente se ha convertido en una inspiración para muchas personas que a veces no se atreven a hacer cambios radicales en su vida.

Ojalá que encuentre al hombre adecuado. ¿Qué piensas tú?

Te puede interesar