Por Vicente Quijada
7 febrero, 2018

Allí podrán tener, al fin, un merecido descanso.

Para las mujeres puede ser difícil relajarse en algunas playas, en particular por la masiva presencia de testosterona, miradas, gritos cavernícolas y cuerpos esculpidos que las rodean. Pero, ¿qué le van a hacer? Es un mundo libre, y todos podemos compartir en comunidad cualquier lugar, a pesar de nuestras diferencias. 

Hasta ahora. Esta es la isla SuperShe -«SuperElla», en inglés-, está ubicada en Finlandia y no permite el ingreso de hombres. Sí, leyeron bien.

SuperShe

La revolucionaria idea es de Kristina Roth, una ex consultora, que tras pasar sus vacaciones en un Ashram –santuario de meditación para practicar el yoga y otras disciplinas relacionadas al hinduismo- en Calabasas, California y en el Rancho Malibú, descubrió que si bien descansó, la presencia masculina evitó que pudiera relajarse del todo. 

«Donde haya un chico apuesto, las mujeres se pondrán lápiz labial», reflexionó. «La idea de la isla es ‘hey, enfócate en ti, no trates de revolotear tus hormonas'».

SuperShe

Según le explicó a New York Post, la ubicación de su exclusivo punto de descanso estará en Finlandia básicamente porque se enamoró de un local, ya que previamente había comprado un hermoso lugar en las Islas Turcas y Caicos, cerca de Haití. Pero su nueva pareja la convenció de tomar esta oportunidad en el archipiélago de Helsinki. 

Y las instalaciones, cómo ya podrán imaginarse, son de lujo.

 

SuperShe

A pesar de que puede sonar excluyente, Roth asegura que no odia a los hombres, al contrario «los ama». Y no descarta abrirles las puertas a la isla SuperShe en el futuro. Pero hoy por hoy, la decisión pasa por un tema de relajación y descanso, sin la preocupación estética que la presencia del sexo opuesto genera. 

 

SuperShe

Hasta ahora, la isla -aún no terminada completamente- sólo ha recibido a mujeres del círculo cercano de Kristina, y en julio se abrirá al público para reservas. Pero deberán ser recomendadas por quienes ya sean miembros de la exclusiva escapada, quienes forman parte de una comunidad del mismo nombre, fundada por Roth. Y si bien los costos aún no están determinados, probablemente sean muy altos. 

 

SuperShe

Es más, a Kristina le gustaría poder examinar a las postulantes y así analizar si calzarían con el perfil. «Pero no quiero ser elitista», afirmó.

 

Puede interesarte