Por Fernanda Peña
18 abril, 2017

La policía encontró 100 teléfonos inteligentes en su poder. Fue demasiado vergonzoso.

Asistir a un festival de millennials para hacerse un motín con sus teléfonos inteligentes: pésima idea. Ése fue el caso de un hombre que asistió al Festival Coachella este fin de semana en Indio, California, con el fin de robar varios teléfonos a los asistentes (en su mayoría iPhones). Quizás debito a la diferencia generacional no contó con que esta generación es fiel amiga de la tecnología, y por ese error de cálculo, todo le salió terrible.

Highlights 2017: Day 1, Weekend 1 Lead : @cole_younger_

A post shared by Coachella (@coachella) on

Esto fue lo que ocurrió…

Según informes de la policía, al percatarse del robo de sus teléfonos, buena parte de las víctimas usaron la herramienta “Buscar mi iPhone” (posiblemente desde el teléfono de un amigo). Ésta permite a los usuarios determinar la ubicación exacta de su teléfono, y además hacer que éste reproduzca una alarma de sonido.

La aplicación efectivamente los llevó hasta el sospechoso, identificado como Reinaldo de Jesús Henao, de 36 años, a quien le encontraron en su poder 100 teléfonos inteligentes.

Poco después el sujeto fue capturado por la policía bajo sospecha de robar el cargamento de teléfonos, y ahora enfrenta cargos por robo y posesión de bienes robados.

Siendo honestos, normalmente las víctimas de robo no corren con tanta suerte, así que no está de más recordarte que los teléfonos y las billeteras van siempre en el bolsillo delantero para poder monitorear a los impertinentes.

Puede interesarte