Por Teresa Donoso
6 enero, 2017

“Has sido lo mejor que mi padre me ha dado y decirte “madrastra” me parece casi un insulto”.

Marissa Thamann de 21 años decidió sorprender a su madrastra, Heather, con un regalo extremadamente especial para navidad. Con sus propias manos creó un adorno donde se podía ver una fotografía de ambas con la frase “Mi increíble madre”. Al darlo vuelta se revelaba la siguiente pregunta: “¿Me adoptarías?”. Marissa había perdido a su madre a los tres meses de edad y después de seis años viudo, su padre se había casado con Heather. Desde los seis años ella había sido la imagen materna que Marissa había tenido en su vida.

Marissa Thamann

Marissa ya se había encargado de hacer todo el procedimiento legal y firmar los documentos, ahora sólo faltaba que Heather los firmara para que de una vez por todas se convirtiera legalmente en su madre.

Heather comenzó a llorar de forma incontrolable y tan solo le dijo: “He estado esperando tanto tiempo”. A esto, Marissa sólo respondió diciendo: “Lo sé, siento que me haya tomado tanto tiempo”.

La madre de Marissa, Meredith, murió cuando ella tenía sólo tres meses de edad por lo que realmente ella ha sido su única figura materna. Junto con el hermoso adorno que le regaló, Marissa incluyó una carta que de seguro te hará llorar:

Posted by Marissa Thamann on Monday, December 26, 2016

“Querida mamá:

Has estado conmigo desde el primer día. Sí, puede que no hayas estado ahí desde la primera vez que respiré o que caminé o que hablé. Pero estuviste ahí cuando perdí mi primer diente, cuando aprendí a andar en bicicleta, cuando comencé a sentir cosas por los chicos, cuando me convertí en mujer. Estuviste cuando necesité que alguien me dijese que era lo suficientemente buena y aunque puede que esto sorprenda a muchos que no son capaces de ver más allá de los estereotipos, has sido lo mejor que mi padre me ha dado y decirte “madrastra” me parece casi un insulto. Quise escribirte esta carta porque es la única forma en la que puedo expresar lo que siento. Todo el esfuerzo que has puesto en siempre estar para mí es algo que nunca podrá ser reemplazado. Cada vez que me sentí mal estuviste ahí. Cuando un chico tonto me hizo sentir mal, tu estuviste ahí con los brazos abiertos y tu alma honesta para volver a levantarme. Discutimos y lloramos pero siempre te he querido. Vi que había algo en ti, algo que me impulsaba a verte como un modelo a seguir. Siempre me decías que todo iba a estar bien, siempre me has impulsado a pensar más allá de las limitaciones de la confianza que tengo en mí misma. La vida es dura pero me enseñaste que no podemos permitir que esa sea la razón por la que dejamos de esforzarnos. Eres un regalo, un regalo que nadie se merece. Así que gracias por ser la madre que necesitaba, gracias por superar todo lo que la vida ha puesto en tu camino. Te quiero.

Con amor,

Marissa”.

Su padre se casó con Heather cuando Marissa tenía seis años y desde el comienzo se llevaron muy bien. La propia Heather le comentó a ABC News que todo la había tomado por sorpresa:

“Realmente no puedo explicarlo con palabras. Es difícil explicarlo porque es algo que quieres que suceda, simplemente. Es difícil ser madre. Nunca crees que eres suficientemente buena o que lo estás haciendo bien. Simplemente lo haces lo mejor que puedes y esperas que los chicos te quieran lo suficiente”.

La familia tiene tres hijos más, todos medios hermanos de Marissa, Olivia de 15 años, Andrew de 9 y Easton de 3. Se nota que todos se quieren mucho y que son una familia increíble.

Marissa Thamann

En lo que respecta a los papeles de adopción, Heather planea firmarlos apenas el abogado los mande a casa y finalmente podrá decir lo que siempre sintió en su corazón: que independiente de la sangre y la genética, Marissa siempre ha sido su hija mayor.

Te puede interesar