Por Vicente Quijada
5 octubre, 2018

Con ello, afirmó que no estaba interesado en ganar el premio al mejor jugador de la liga estadounidense.

Hay personas que nunca cambian, y una de ellas es Zlatan Ibrahimovic, en varios sentidos. Por un lado, y a pesar de sus ya 37 años, mantiene su calidad intacta y ha marcado 20 tantos en los 23 partidos que lleva en la MLS, convirtiéndose en la figura indiscutida de los “angelinos”.

Por otro lado, su “humildad” habitual no ha cambiado en lo absoluto, y semana a semana se despacha declaraciones que lo confirman. Consultado por el premio MVP -Jugador Más Valioso, por sus siglas en inglés- que entrega la liga estadounidense al futbolista más destacado, el ariete fue claro: “Eso para mí sería un extra bonus. Yo soy más grande que toda la MLS. Ese premio no es mi principal preocupación”

AP

Y, a pesar de lo ególatra de la frase, el sueco en realidad quería decir algo mucho más humilde -y esta vez sin comillas-. “No lo quiero si no lo ganamos todo. Prefiero que mi equipo vaya a los playoffs, ganemos el trofeo y lo que venga después será un bonus. Para ustedes -la prensa- ya lo soy, ahora veremos qué deciden los demás”, manifestó, poniendo las distinciones grupales por sobre las individuales, a pesar de su ya conocida personalidad.

Sin embargo, esa misión no será nada fácil. El LA Galaxy está en la séptima ubicación de la Conferencia Oeste con 44 puntos, a 10 del líder -Dallas- y a 2 del sexto -Real Salt Lake, posición que los clasificaría a los play offs. Pero quedan 3 fechas, 9 puntos en disputa, contra el segundo lugar, Sporting KC, y el 9º y el 10º.

AP

Difícil misión para Ibra, quien además no tiene segura su continuidad en los “angelinos”, a pesar de tener contrato vigente hasta diciembre de 2019. Esto debido a que Gennaro Gattuso, actual técnico del AC Milán, quiere repatriar al delantero que jugará en las filas “rossoneras” desde 2010 a 2012, con un exitoso paso en el que marcó 56 goles.

El ex futbolista necesita a otro ariete, para rotar con Higuaín y Cutrone, y así encarar de la mejor manera la Europa League y buscar la clasificación a la Champions en el plano local. Y si bien llegó en marzo, podría partir en el próximo mercado de transferencias, siempre y cuando los italianos paguen la respectiva cláusula para llevárselo antes de tiempo.

Reuters

Mientras tanto, seguirá entregándonos “joyitas” en Estados Unidos, tanto dentro como fuera del campo de juego. 

Puede interesarte