Por Diego Cid
11 julio, 2017

«Estuvo ahí para ella en los momentos más difíciles».

Es muy duro saber cómo en muchas familias alguno o ambos de los padres se sacrifican a diario, trabajando turnos realmente duros, con tal de traer bienestar a la familia. En casos así, lo ideal es mostrar apoyo, pues no es fácil sacar a todos adelante. Mikey Murrel, por lo mismo, realizaba turnos de 16 horas diarias con tal de mantener su hogar.

Sin embargo, tras llevar mucho tiempo realizando este tipo de turnos los siete días de la semana, tuvo una pelea bastante fuerte con su esposa Ashley, quien estaba enojada porque él no pasaba tiempo en la casa. Frente a eso, decidió enviarle a dormir en el sillón.

Poco imaginaría ella que, a la mañana siguiente, el 16 de mayo, le encontraría en la misma posición en la que él quedó al despedirse por la noche. Se ahogó durante el sueño, y ahora la muerte le separaba de su esposa y sus tres hijos. La culpa por haberle discutido ahora le invadió totalmente.

Mercury Press & Media
Mercury Press & Media

Más le dolió aún cuando supo que él estaba haciendo todos los esfuerzos posibles para llevarle de viaje en su aniversario de matrimonio, el 3 de julio, a Praga, República Checa.

Tampoco imaginó que el hermano de Mikey, Chris, le acompañaría durante su duelo y terminarían enamorándose, comenzando una nueva relación.

Mercury Press & Media

«Es extraño como de algo tan terrible, puede pasar algo bueno. Ellos están muy felices juntos. Chris y Ashley han pasado por mucho, pero ahora realmente han estado apoyándose el uno al otro».

Amigo de la familia en entrevista para Sun Online.

Esto no significa que no sufra aún, pues el hecho de que sus últimas palabras hayan sido controladas por la rabia aún le atormentan.

Además, siempre recuerda el gran padre Mikey fue.

Mercury Press & Media
Mercury Press & Media

«Me sentí muy culpable. Estaba tan enojada conmigo misma por hacerle dormir en el sofá. Todavía me cuesta pensar en mis últimas palabras. Cuando descubrí que estaba ahorrando para unas vacaciones de aniversario fue horrible. Nada puede describirlo.

Perder a Mikey ha cambiado mi perspectiva de la vida. Es muy corta para ir a la cama enojados y no pasar todo el tiempo que puedas con tu familia. Mis sentimientos por él jamás desaparecerán. Era demasiado increíble como para siquiera describirlo con palabras».

Ashley Murrel.

Mercury Press & Media

De todas formas, este podría ser el comienzo de una nueva y, afortunadamente, tendrá apoyo para poder sacar a su familia adelante después de que la tragedia les afectara de una forma tan triste.

Puede interesarte