Por Constanza Suárez
21 marzo, 2019

Ni siquiera un niño asistió y Francesca solo recibió excusas. Su madre decidió que no volverá a la escuela.

La pequeña Francesca estaba por cumplir 6 años y sus padres decidieron organizar una fiesta en un salón. Como recién había empezado el primer grado en el Colegio Santa Rosa, de Chivilcoy, a 160 kilómetros de Buenos Aires, Argentina, decidieron invitar a sus nuevos compañeros. Varias personas se suponía asistirían. La familia estaba muy ilusionada pero en solo minutos todo cayó al piso.

En la cuenta de Facebook de La Noticia Urbana, la madre de la pequeña, Selena Ferreyra contó la triste experiencia: “No iba a hacer esto público pero realmente la bronca y angustia que tengo son muy grandes», escribió.

ADN Sur

Desafortunadamente, los padres y Francesca solo recibieron excusas el día de la celebración. “Algunos de los invitados no pudieron ir a la fiesta por temas de trabajo; otros, por enfermedad. Y algún otro, por excusas inciertas», se descargó Selena.

Luego agregó: «Me dolió que ningún, absolutamente ningún compañerito de la escuela de Fran fue a su cumple. Ver que no llegaba ninguno de sus amiguitos me rompió el corazón».

Es que la tristeza de la niña fue tan grande, que el lunes siguiente no asistió a la escuela. Y su madre tampoco tiene intenciones de que vuelva. Incluso pidió a dirección que reubicaran en otro curso a la niña.

Facebook/La Noticia Urbana

A pesar del amargo momento, la mujer quiso agradecer a la animadora del salón que hizo todo su esfuerzo para que la pequeña lo pasará bien. También mencionó a las personas que compartieron con ellos: “No fueron muchos pero me demostraron que mi hija les importa aunque sea un poco», escribió.

Finalmente sentenció: «Muchísimas gracias a los que fueron, y a los que no fueron ojalá vida les de el doble de lo que le hicieron a mi hija».

Puede interesarte