Por Diego Cid
14 noviembre, 2017

En serio, ¿cómo ese niño logra eso sin que ningún adulto lo detenga?

Los más pequeñines del hogar siempre encuentran una forma de lograr salirse con las suyas cuando de travesuras se trata. Esto le causa a los padres más de un dolor de cabeza, pero al fin y al cabo es todo parte del impresionante, bello y difícil proceso que es la crianza de los hijos. Eso bien lo sabe Jos Waetcher, una madre que paseaba con su hijo en el centro comercial.

Lewis Waetcher, el retoño en cuestión, decidió que sería buena idea entrar en la maquina de juegos mientras su madre se encontraba distraída con otro comprador, todo para tener una mejor vista de los peluches que ahí se encontraban.

Jos esperaba a su marido y su hija que estaban en el cine cuando se dio cuenta que su bebé no estaba en ningún lado, a pesar de que sólo fueron segundos. Pensó que estaba entre dos máquinas de juegos, pero al alzar la mirada se percató de la realidad.

9news

Así que tuvo que ir por una trabajadora del local que pudiese asistirle con las llaves y así, al fin, liberar al pequeño Lewis que nos entregó un tierno, pero preocupante momento.

Aunque claro, no es el primer pequeño en hacer algo así:

SWNS

Es por cosas como ésta que nunca debemos desviar la atención de los hijos, pues aunque en esta ocasión fue algo “suave”, fácilmente podría darse otra situación con consecuencias lamentables.

“Es un insulto”: fanáticos de Star Wars lapidan a Gigi Hadid y Kendall Jenner por sesión de fotos

No te lo pierdas