Jade se siente “la peor mamá del mundo”, pero quiere advertir sobre lo que pasó.

Jade Bishop estaba aspirando y limpiando su casa como todos los días junto a su hijo Theo, de un año y medio. El pequeño la seguía caminando y jugando, pero en cosa de segundos la actividad habitual se transformó en una situación de peligro para Theo. Cuando Jade apagó la máquina Theo puso su mano en la boca de la aspiradora, donde están las cerdas.

Jade no vio a su pequeño -ya que estaba de espaldas- y volvió a prender la máquina, apagándola cuando escuchó el grito del niño.

Facebook.

“Mi bebé estaba en agonía. Nunca lo escuché llorar así (…) Estaba en pánico, no sabía qué hacer. Fue tan rápido y un millón de cosas pasaban por mi mente”.

-Jade Bishop, citada en The Mirror-

El pulgar de Theo estaba dentro del tubo y su mano tuvo quemaduras graves.

Facebook.

“Lo llevé a la unidad de lesiones menores cerca de nuestra casa pensando que lo vestirían, vendarían y lo mandarían de vuelta a casa a sanar. Pero nos derivaron al Hospital de Niños de Bristol para ver a un especialista en quemaduras”.

-Jade Bishop, citada en The Mirror-

Theo sufrió quemaduras de tercer grado, las que pusieron en riesgo su movilidad en la mano. Los médicos recomendaron implantes de piel y restricción de movimiento mientras crece para así evitar que tenga problemas en el futuro.

“Estaba impresionada de que haya pasado algo así. Cinco segundos en esa aspiradora y pudo ser una carga para toda la vida (…) Podría haber perdido el tacto o la capacidad de mover su mano debido al tejido herido en su pulgar”.

-Jade Bishop, citada en The Mirror-

Facebook.

Jade quiere evitar que otros niños tengan un accidente como el de Theo y para eso compartió la imagen de las quemaduras del pequeño en Facebook a través de una publicación en que detalló todo lo que le pasó al pequeño.

Facebook.

“Sé que no fue culpa de la compañía y entiendo que no pueden cambiar su diseño, pero solo una advertencia en el panfleto o un sticker podría evitar muchos accidentes”.

-Jade Bishop, citada en The Mirror-

La publicación de Jade obtuvo más de 8 mil compartidos, una respuesta que la emociona.

Facebook.

“Solo quiero que otras mamás se aseguren de no dar la espalda a una aspiradora con sus hijos cerca”.

-Jade Bishop, citada en The Mirror-

La compañía que fabricó la aspiradora del accidente, Dyson, emitió un comunicado en que lamenta el incidente y recuerda que las máquinas aspiradoras no son un juguete.

“Este es un accidente que aprieta el corazón. Las aspiradoras pueden ser tentadoras para los dedos pequeños, pero son máquinas poderosas con las que no se debe jugar”.

-Comunicado de la empresa Dyson, en Mirror-

Siempre debemos recordar que los niños son curiosos y suelen meter sus manitos en todas partes, por lo que hay vigilarlos continuamente. Esta historia es un recordatorio en ese sentido.

Puede interesarte