Por Constanza Suárez
16 marzo, 2018

Todo lo hizo “como un tributo final a esa basura humana”, explicó el doctor.

El mundo actual está tan hiperconectado que no solo sabemos qué ocurre en otras partes del mundo al instante, sino que también viajar a diferentes partes del mundo se ha vuelto algo al alcance de todos, por lo que muchos también han optado por hacer sus vidas en un país distinto al de origen.

Que mezclemos culturas, vidas y experiencias entre todos los habitantes del mundo es definitivamente un beneficio para todos. Pero aún en el siglo 21, hay personas que no lo pueden entender así y el panorama actual sobre inmigración los tiene bastante nerviosos. Por no decir enfurecidos.

Recientemente, alguien compartió una historia acerca de cómo un miserable empleador abusaba constantemente de un médico indio, solo por su origen. Y que enfureció a todo internet.

Pero el doctor estaba planeando un plan de venganza salvaje, que aunque requirió años, lo ejecutó de una forma magistral.

Hace un tiempo se desató una escasez de médicos calificados en Australia, por lo que un médico indio viajo al país para ayudar.

El relato en el portal Reddit, comienza así: “Mi tío es un médico indio. En los años 90 hubo una gran escasez de médicos en Australia por lo que el gobierno le dio la ciudadanía. Desafortunadamente, todavía tenía que rendir 3 exámenes costosos para trabajar como médico en Australia.

Estos exámenes cuestan miles de dólares, solo ocurrieron dos veces al año, tenían horarios y tiempos de espera limitados y tenían marcas arbitrarias de aprobación / reprobación. Mi tío decidió que volvería a solicitarla e iría a la escuela de medicina australiana. Efectivamente, ser médico por más de 10 años hace que la escuela de medicina sea más fácil y mi tío fue el mejor de su clase”

Su tío eligió convertirse en médico general y no en cirujano como lo había planeado y quiso hacer su entrenamiento en un lugar relacionado con la cultura de India.

Pero las cosas se pusieron difíciles de inmediato: “En esencia, los trataron como basura. Se vieron obligados a trabajar tiempo extra sin pagar. No les pidieron el tiempo de estudio adecuado. Le pidieron que trabajaran todos los turnos de fin de semana y, si te negabas, te harían una mala crítica y tu formación se pondría en peligro. Esto sucedió principalmente a médicos extranjeros, ya que la mayoría de ellos estaban endeudados y muy desesperados por cualquier tipo de trabajo”, explicó en su escrito.

REX

“Lo peor de todo, cuando mi tía estaba realmente enferma y hospitalizada, no le daban tiempo libre a mi tío para cuidar de ella y los niños. El dueño de la clínica era un médico de familia blanco que era abiertamente racista contra los indios, asiáticos y aborígenes (que representaban un gran porcentaje de la clientela de esta clínica)”, prosiguió.

Este hombre tenía un propósito metido en su cabeza: “Mi tío cumplió sus 3 años en el lugar  y, tan pronto como su documentación llegó para convertirlo en médico de cabecera, renunció al a instante. Fue al banco local y obtuvo un préstamo para abrir su propio lugar. Todos sus viejos pacientes se mudaron rápidamente con él a la nueva consulta. El primer año tuvo problemas, pero su práctica se hizo rápidamente conocida y se corrió la voz”.

¡Vaya sorpresa! Al parecer la gente realmente valora cuando alguien hace bien su trabajo y se preocupa de sus pacientes.

Entonces  la empresa comenzó a surgir y acrecer como nadie lo hubiese imaginado: “Más pacientes y más doctores buscaron trabajar con mi tío. Dentro de 2 años, mi tío tenía una consulta de médico general que tenía 4 médicos, 2 enfermeras, 2 aprendices y un gerente. Se convirtió en rival de los médicos que le enseñaron. Luego comenzó otras 2 consultas de médicos de cabecera con el dinero que estaba obteniendo, las cuales atraparon a la clínica de sus profesores antiguos en un triángulo de 2 km.”

“En 5 años, la clínica de sus antiguos maestros pasó de contratar 6 médicos, 4 enfermeras y 6 aprendices a solo 1 médico (su antiguo maestro) y nadie más.” Entonces en ese momento el maestro quiso vender su clínica a otros médicos, pero nadie quiso porque las clínicas del otro hombre la rodeaban y estaban siendo muy exitosas.

Y el médico tuvo que tragarse todas sus palabras horrendas: “Luego trató de vendérselo a mi tío, que se negó a comprar, incluso a un precio de venta ridículamente bajo. En cambio, esperó a que el banco volviera a poseer la clínica de sus antiguos profesores y luego la compró por un poco más de dinero del banco”, contó. La venganza estaba siendo muy dulce.

“Finalmente convirtió la sala de su ex jefe en baños, como un tributo final a esa basura humana”, finalizó.

Puede interesarte