Su hijo tuvo que sostenerla hasta el final en sus brazos tras el desolador y lamentable momento…

Carol Sue Kirken, de Michigan, Estados Unidos, falleció el pasado sábado 5 de agosto a sus 75 años. Aunque un suceso así es igual de lamentable y doloroso sin importar las circunstancias, su caso se hizo mundialmente conocido por cómo pasó todo. Fue también un impacto distinto para su familia pues se encontraban de vacaciones todos juntos en Africa.

wdiv

Y fue justamente en un safari en Tanzania donde pasó lo peor. Carol murió por el ataque de un hipopótamo, uno de los mamíferos más peligrosos de todo el mundo.

Ella misma había publicado en Facebook , más temprano ese día, que habían visto una migración de rinocerontes y elefantes… era algo fuera de común y por eso ocurrió el accidente.

Pixabay

Su muerte fue rápida, lo que dentro de todo alivió a su familia pues no sufrió más de lo necesario. Estaba con su hijo Robert al lado y él y sus cercanos han decidido no dar más detalles de lo ocurrido.

wdiv

Respetando y entendiendo su decisión, le enviamos todas nuestras fuerzas y esperamos también que todos tengan consciencia de los cuidados que hay que tener en viajes así.

Te puede interesar