Por Vicente Quijada
9 julio, 2018

Quién pensaría que el jugador encontraría motivación en las crueles palabras de la madre de su esposa.

No fue una, si no que dos veces que Ivan Rakitic se convirtió en el gran héroe de Croacia en los penales. Ya sea ante Dinamarca, aprovechando la tapada de Subasic para definir él, en el quinto lanzamiento, el paso a cuartos de final con un remate ajustado al palo derecho del portero; como ante Rusia, tomando nuevamente el quinto y definitivo, el cual sirvió ahora al otro lado, con la misma precisión.

Sin embargo, no siempre fue tan bueno pateando penales. Es más, en su carrera ya ha errado 6 -tan sólo uno con Croacia, en la sub 21-, siendo el más significativo aquel que falló en el Sánchez Pizjuan en 2014. Es más, fue aquel el que no le permitió equivocarse más. 

En un duelo por La Liga ante el Levante, el volante, en ese entonces en el Sevilla, era el encargado de lanzar desde la pena máxima, en el 55′ y con un 1-1 en el marcador. Con Keylor Navas en el arco, el croata lanzó de manera similar a cómo lo hizo ahora, raso y a una esquina, pero lamentablemente el balón dio en el poste derecho. Tras dicho yerro, Rakitic se reivindicaría con un gol, pero no podría evitar la caída de su escuadra por 3-2.

Instagram/@puri_olmo

Lo peor vendría en el vestuario, cuando el jugador revisó su móvil y vio un mensaje en el que aparecía su suegra, la madre de Raquel Mauri, con la mascota del volante y un balón. “Mira, el perro lo tira mejor que tú”, decía la instantánea, en clara alusión al penalti errado.

A partir de ahí, el croata se propondría no fallar más y si bien erró ante el Valencia sólo unas semanas después, luego fue imbatible desde los 12 pasos en 7 ocasiones, contando esos 2 penales de oro ante Dinamarca y Rusia.

AP

Con él entre los lanzadores, Croacia tiene un seguro de vida…y fue gracias a la suegra. 

Puede interesarte