Por Ghalia Naim
3 Agosto, 2017

”Me parece aterrador, debería estar prohibido. Nunca sabes quién está ahí debajo”.

Mi profesor de psicología en el colegio solía decir que “siempre vemos lo que queremos”, y es que nuestros sentidos son viles mentirosos muchas veces. Un grupo de Facebook de Noruega conformado por opositores a la inmigración y especialmente al islamismo, resultó burlado por todos en ese país luego de que  sus miembros confundieran una simple imagen con una especie de atentado terrorista.

Pensaron que los asientos de este autobús eran mujeres con burka.

Un hombre llamado Johan Slattavik, quiso hacer una broma a los ultra nacionalistas de su país para ver cómo reaccionaban  y publicó esta ingeniosa foto en un grupo extremista llamado Fedrelandet viktigst (que significa “Patria Primero”), y todo se salió de control.

“¿Qué piensa la gente acerca de esto?”.

Posted by Sindre Beyer on Friday, July 28, 2017

Cegados por la terrible percepción que tienen de los musulmanes, su mente ni se detuvo a analizar la imagen, sino que de inmediato pensaron que se trataba de mujeres completamente tapadas con la vestimenta típica de cierto grupo islámico.

Algunos de los comentarios atacaron directamente a la religión y al terrorismo:

”Me parece aterrador, debería estar prohibido. Nunca sabes quién está ahí debajo. Podrían ser terroristas con armas”.

”Saquen de nuestro país a aquellos que parecen sombrillas rotas. Vivimos en tiempos aterradores”.

Hva skjer når det legges ut et bilde av noen tomme busseter på en brungrumsete gruppe på Facebook og nesten alle tror de ser en gjeng med burka ?😳

Posted by Sindre Beyer on Friday, July 28, 2017

La publicación se hizo viral rápidamente y fue compartida casi dos mil veces, por lo que Johan debió aclarar la situación.

En una entrevista con el medio Washington Post, aseguró que una noche aburrido se le ocurrió la idea y que realmente se había reído mucho con el gran prejuicio de los radicales nacionalistas de su país.

Tras los recientes atentados terroristas en Europa, el Gobierno noruego expresó que piensa prohibir cualquier tipo de prenda que cubra el rostro en centros educativos de todo tipo, con el fin de prevenir algún incidente.

Según el Ministro de Inmigración, Per Sandberg, la idea es evitar tragedias cerca de los más jóvenes.

“El velo que cubre toda la cara, como el niqab o el burka, no encaja en la escuela noruega. La habilidad para comunicar es un valor básico”.

Te puede interesar