Por Francesca Cassinelli
28 diciembre, 2016

¡Ya basta de este tipo de prácticas!

Si vieras a una persona usando mal una máquina en el gimnasio, ¿qué harías? Yo supongo -y espero de corazón- que la mayoría de nosotros nos detendríamos, le ofreceríamos respetuosamente nuestra ayuda y luego volveríamos a nuestros asuntos. Lamentablemente, no todos pensamos así. Al menos un australiano no pensó así cuando vio a una mujer mayor luchando con un aparato en su gimnasio.

En lugar de ir a ayudarla, este sujeto -un levantador de pesas llamado Connor- decidió grabarla y subir el video a su cuenta de Instagram.

El hombre subió el video junto al comentario “Nunca me había reído tanto”, y rápidamente algunas personas comenzaron a burlarse de la mujer. Sin embargo, con el paso de las horas algunos pusieron orden.

Muchos criticaron a Connor por burlarse de la mujer -que además era evidentemente mayor- e hicieron un llamado a que dejase de actuar como un acosador por la vida y se dedicara a hacer las cosas bien.

¡Qué vergüenza! No tener nada mejor que burlarse de los demás.

La mujer estaba usando la máquina de pesas al revés, era tan simple como acercarse a ella y decirle cómo usarla. ¿Realmente no tiene nada mejor que mostrar en su cuenta de Instagram?

La respuesta negativa a su video fue tan alta que el caso acaparó portadas en distintos medios como The Sun, Mirror y Daily Mail. 

Este último incluso se contactó con el gimnasio en que sucedió todo, en Brisbane, y habló con otra usuaria del recinto.

“Él está comenzando una tendencia de avergonzar y humillar públicamente a las personas”.

-Deb, usuaria del mismo gimnasio citada en el Daily Mail-

Creemos que Connor al menos captó las consecuencias de sus hechos, pues borró el video de su cuenta, la que ahora es privada.

Dejemos que esta situación sea un nuevo llamado a tratarnos con respeto y cariño, independiente de si nos conocemos o no.

¡Basta de los videos que humillan a otros! Si hay tantos videos de perritos tiernos y divertidos, ¿para qué?

Puede interesarte