Realmente valoran un buen descanso.

Los días de trabajo son duros y muuuuy largos. A eso sumémosle que tenemos mucho sueño durante toda la jornada. (¿No? ¿Soy la única? ¡Sé que no!). Pero por muy sanos que podrían ser unos minutos de siesta para nuestros cuerpos (¡y para nuestros corazones!), nuestros jefes no estarían para nada contentos al vernos así en el escritorio.

Como es un graaaaan problema que ha aquejado a generaciones por siglos y siglos, un grupo de emprendedores decidió hacer algo al respecto.

La solución: un café al que puedas ir a tomar algo, y luego dormir una siesta. ¡Sí, en una cama solamente para ti!

Y funciona de una manera increíble. Solamente debes comprar algo para comer, y ellos te regalan un vaso de descafeinado (perfecto para el objetivo).

Luego, pasas a una de las 10 camas reclinables de la tienda, donde puedes ajustar la luz, escuchar música y obviamente poner despertador, que viene incluido. El tiempo que tienes para dormir es de… ¡2 horas!

¿Acaso este café es perfecto? No, no lo es. Lo único malo es que está en Tokyo, Japón… así que para llegar a él debemos disponer de algo tiempo.

¡Yo ya tengo mi asiento en el avión!

Te puede interesar