Por Elena Cortés
14 agosto, 2017

“El miedo ha sido compañero mío por mucho tiempo”.

Se llama Amy Kievit, y desde pequeña sufrió de trastorno obsesivo-compulsivo, depresión y ansiedad. Sus padres siempre intentaron nuevos métodos, prácticas y doctores para poder encontrar la “cura” para los problemas de su hija. Pero, desgraciadamente pasaron los años y Amy seguía sufriendo aún más de todo esto. Por fin, después de tanto tiempo encontró la solución en el lugar menos esperado.

“El miedo ha sido compañero mío por mucho tiempo”.

A través de un libro que acaba de publicar, Amy contó toda su experiencia de vida y cómo es que desde los 11 años sufre varios trastornos mentales, que en algún momento llegaron a encerrarla y pensar que nunca más podría salir de ese espacio “oscuro” en su mente.

A pesar de que los medicamentos la mantuvieron bajo control, al ser víctima de diversos desordenes mentales: ansiedad, trastornos obsesivos-compulsivos y depresión, muchos aspectos de su vida quedaban estancados.

Pero, cuando se vio obligada a parar de medicarse porque la ansiedad estaba venciéndola, comenzó a investigar distintas técnicas para aliviar su malestar.

“Me quedé sin medicación y experimenté múltiples ataques de pánico y tuve un colapso mental completo. Me dijo que no volviera a trabajar hasta que volviera a estar estable”, agregó.

A través del Crossfit, Amy encontró una escapatoria y una gran solución.

Hoy, es consejera de la familia y de la juventud en Hartford.

Amy Kievit

Este gran cambio en su vida comenzó el 4 de julio del 2014, cuando decidió tomar una clase de crossfit. “Por primera vez en semanas sentí que podía respirar. El peso en mi pecho había bajado. Mi cuerpo estaba tan cansado de entrenar que finalmente pude hacer lo que había estado fallando durante las semanas anteriores: relajarme”,  confesó.

Este entrenamiento físico era lo único que la ayudaba a combatir su ansiedad y depresión. 

“El Crossfit es el mejor entrenamiento que he conseguido. Me siento completamente recuperada“, confesó.

Amy Kievit

Para quienes sufren desde ansiedad, hasta algún trastorno más complejo, no hay duda que esta experiencia de vida podría cambiarlo todo.

Puede interesarte