Por Constanza Suárez
12 febrero, 2020

La ley prohíbe denigrar o discriminar públicamente a alguien por ser gay, lesbiana o bisexual o incitar al odio contra esa persona en texto, discurso, imágenes o gestos.

A diferencia de la mayoría de sus vecinos en Europa occidental, Suiza aún no tiene leyes que protegen específicamente a los homosexuales y bisexuales de la discriminación.

Sin embargo, los votantes respaldaron recientemente una nueva ley contra la homofobia en un referéndum. Las cifras preliminares del domingo mostraron que el 60.5 por ciento votó a favor de ampliar las leyes existentes contra la discriminación de la incitación al odio por motivos étnicos o religiosos para incluir la orientación sexual.

Unsplash

Según la nueva ley, los comentarios homofóbicos realizados en un entorno familiar o entre amigos no serían criminalizados. Pero denigrar o discriminar públicamente a alguien por ser gay o incitar al odio contra esa persona en texto, discurso, imágenes o gestos estaría prohibido.

El gobierno ha dicho que aún será posible mantener debates con opiniones sobre temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo, y la nueva ley no prohíbe las bromas, por desagradables que sean.

Unsplash

La tasa de aprobación más alta fue en Ginebra con el 76.3 por ciento y que los cantones rurales de Appenzell Innerrhoden, Schwyz y Uri votaron en contra de la medida.

«Este es un día histórico», dijo al canal suizo RTS 1 Mathias Reynard, político del Partido Socialdemócrata de Suiza que inició la reforma.

“Da una señal que es magnífica para todos y para cualquiera que haya sido víctima de discriminación”, agregó.

Unsplash

El cambio fue aprobado por el parlamento en 2018, pero los críticos, que creen que terminará censurando la libertad de expresión, obtuvieron las 50 mil firmas necesarias bajo el sistema de democracia directa de Suiza para someter el asunto a votación.

Todos los principales partidos de Suiza, excepto el Partido Popular Suizo (SVP), de derecho, la mayor fuerza política en el parlamento, apoyan la ley. 

Unsplash

Hans Moser, jefe del pequeño partido de la Unión Federal Democrática de Suiza (EDU), dijo a la agencia de noticias ATS: “Continuaremos representando los valores cristianos”.

¡Necesitamos que la igualdad sea un derecho básico!

 

 

 

Puede interesarte