Por Josefina Pizarro
1 marzo, 2017

«Aunque este es un momento muy difícil para nosotros, estamos muy agradecidos por el apoyo de la comunidad».

Esta es una de esas noticias que jamás me gustaría darlas, ni en sueños. Nadie debería perder a sus seres queridos, y menos a su familia completa luego de que a la semana se entera que estaba esperando una niña. El dolor y la frustración que debe sentir esa mujer debe ser terrible… Pero hay que informar para que la comunidad se entere de su fuerza para seguir adelante, aún cuando tiene que preparar tres funerales al mismo tiempo.

Kristin Wells, madre de Utah, acaba de enterarse la semana pasada de que está esperando una niña, pero ahora tiene otras preocupaciones: Planea los funerales para su esposo y dos niños que murieron en un accidente de avión durante el fin de semana.

Randall Wells y sus hijos Asher, de 8 años y Sarah de 4, murieron cuando un Cessna 172 de un sólo motor se estrelló el sábado. Sus cuerpos fueron encontrados el lunes.

GOFUNDME

«Nuestros amados miembros de la familia Randy, Asher y Sarah fallecieron este fin de semana ante un accidente de avión privado. Aunque este es un momento muy difícil para nosotros, estamos muy agradecidos por el apoyo de la comunidad» dijo el hermano de Kristin, Dano Gillette.

Un grupo de búsqueda de más de 100 personas a pie, caballo, vehículos todo terreno, motos de nieve, helicópteros y aviones estaban buscando el avión después de que desapareció a unos 17 kilómetros al noroeste de Wilson Peak, Utah.

De acuerdo a la página de GoFundMe creada para Kristin, Randy y los niños volaban desde Phoenix, Arizona, cuando el avión se estrelló cerca de Utah.

Además, escribió que Kristin estaba embarazada de 20 semanas, «ahora está encargada del desgarrador trabajo de planear tres entierros a la vez. Ayúdala por favor con la carga financiera que ella ahora está enfrentando encima de su devastadora pérdida. Cualquier cosa es apreciada» se lee en su página.

Wendy Davis, miembro de la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que Randy supervisaba, dijo que ella pensaba en Wells como «un amigo primero y luego como obispo».

GOFUNDME

Davis, quien se unió a Kristin en oración el lunes, añadió que Randy era un hombre callado y humilde que enseñaba lecciones poderosas.

«No puedo enfatizar lo suficiente como un gran tipo que era», dijo.

¿Qué piensas de esta noticia?

Puede interesarte