Por Monserrat Del Pino
10 marzo, 2017

La gente que veía el noticiero no sabía si reír o llorar.

Robert E. Kelly estaba siendo entrevistado desde su casa vía Skype con la cadena BBC sobre la acusación contra el presidente de Corea del Sur, cuando su seria transmisión fue interrumpida por sus dos hijos pequeños entrando a su oficina, siendo vistos por todos aquellos que tenían sintonizadas las noticias a esta hora.

Kelly fue advertido por el conductor de BBC sobre la presencia de sus hijos en la escena, mientras le seguía cuestionando acerca de Corea del Sur. Y aunque Kelly trató de concentrarse luego de la interrupción tratando de empujar a su hija con la mano, su otro hijo pequeño también entró en la escena, haciendo todo mucho más difícil.

Y como si los ruidos y la cara del conductor no hubieran sido suficiente para continuar haciéndolo perder el hilo del tema, pronto se unió a la escena la horrorizada cuidadora de los niños, cuyo trabajo era seguramente mantenerlos lejos de la oficina durante esta importante entrevista.

Finalmente la mujer logra sacar a los niños de la habitación y cerrar la puerta con dificultad, en una escena bastante divertida, con lo que el Kelly vuelve a responder la pregunta del entrevistador, pero seguramente se le hizo difícil a la audiencia volver a entender de qué estaba hablando.

¿Que te pareció la adorable intervención de los hijos de este entrevistado?

Puede interesarte