Por Constanza Suárez
23 noviembre, 2018

Enloquecieron al ver una fotografía de Emily con su novia. Botaron hasta su certificado de nacimiento.

A pesar de que el matrimonio entre personas del mismo sexo se ha ido legalizando en varias partes del mundo y afortunadamente hemos tomado un poco más de conciencia como sociedad respecto a los derechos de la comunidad LGBTI+, al menos condenando la homofobia y celebrando la diversidad. Falta mucho, pero al menos hay un avance.

Pero no ha sido suficiente. Aún hay personas que piensan que enamorarse de alguien de tu mismo sexo es un pecado y por ende, que debiese ser castigado. ¿Cuál es el gran daño? No lo logro entender.

Emily Scheck, una atleta de Canisius College en Buffalo, Estados Unidos, recibió un inesperado mensaje de texto de su madre a principios de este año, diciéndole que se quedaría sin vida para siempre si no recibía terapia para “curarse”.

¿De qué terrible enfermedad? De una inexistente: la homosexualidad.

Según Metro, sus padres enloquecieron cuando descubrieron su preferencia sexual después de ver una foto de Emily con su novia.

Sin saber cómo responder, Emily prefirió el silencio y claro, se negó a la terapia. Sin embargo, cuando volvió a su hogar, todas sus pertenencias estaban dentro de su automóvil.

Twitter/scheck_emily

El asunto era serio, no tan solo estaba su ropa y objetos personales, sino que también sus pertenencias de infancia, como premios, fotografías, juguetes e incluso su certificado de nacimiento. También, su matrícula del auto, según informó Outsports. Sus padres no querían que solo se fuera de la casa, querían eliminarla de sus vidas.

Más tarde un escueto mensaje de texto la golpeaba directo a la realidad: sus padres le escribieron que no les volviera a hablar, ni a ellos ni a a sus hermanos. “Porque me repugnas”, sentenció. 

“Al principio fue definitivamente duro. Tuve la suerte de estar en la pretemporada las primeras semanas por lo que el entrenador me podía dar comida en el comedor”, comentó Emily a Outsports. No tenía más que eso, ya que solo tenía 20 dólares y cada dos semanas recibía un poco de dinero de sus dos trabajos.

Sus amigos y desconocidos que escucharon su historia se conmovieron de inmediato y comenzaron una campaña en Go Fund Me, para recaudar cinco mil dólares para ayudar a la joven de 19 años y así pueda sobrevivir. Aún pasa los días durmiendo y comiendo en la escuela.

 

Cansius College

Todo por querer ser ella misma.

Afortunadamente, en un corto tiempo superó el objetivo, con un total de más de 100 mil dólares recaudados.  Respecto a su situación, Canisius College publicó una declaración oficial: “Canisius College recibió una aclaración de la NCAA de que Emily Scheck puede conservar su elegibilidad y continuar recibiendo donaciones de GoFundMe que la ayudan con sus gastos de vida y educación. Las reglas de la NCAA permiten que una escuela ayude a un estudiante-atleta con una recaudación de fondos después de un evento de vida significativo “.

Aunque Emily fue repudiada por su familia, está agradecida de tener el amor y el apoyo que necesitaba de sus amigos.

Puede interesarte