Por Kat Gallardo
12 julio, 2017

Un solo gesto no fue suficiente para explicarse dentro de su condominio.

De forma irónica, podemos decir que el racismo no tiene límites. No conocemos el nombre del vecino afectado, pero gente de su condominio ha llamado más de 11 veces a seguridad sólo porque “parece mexicano”.

La verdad sobre su origen es que su mamá es portuguesa/japonesa y su padre suizo/alemán, pero el amigo que dio a conocer la situación dice que en realidad se ve como un “mexicano gigante”.

Cada vez que saca a pasear al perro, debe enfrentarse a la comunidad, quienes le hacen preguntas como “¿Señor, lo puedo ayudar?”, “¿Usted vive aquí?” o “Se da cuenta de que se está traspasando?”. Pero sin importar su respuesta, había un vecino que no paraba de llamar a seguridad.

Luego de descubrir la identidad de quien acudía a seguridad, decidió hacer la venganza más divertida y tierna que se le pudo ocurrir. Le dejó esta torta en su puerta:

Sin parecerle ni un poco gracioso y luego de descubrir que el vecino que parece mexicano tampoco es heterosexual, le dejó una carta llena de insultos homofóbicos. Pero el que nosotros llamaríamos el mejor vecino del mundo, volvió a responder. Esta vez con un cupcake que de seguro le pareció sabroso:

Te puede interesar