Por Vicente Quijada
13 junio, 2018

En el contexto de un duelo en recuerdo de los campeones de Francia 98′ -sí, hace 20 años ya-, las 2 máximas estrellas galas de aquella generación se juntaron para entregar una jugada magistral. Y no fue la única joya que regalaron. ¿Qué nostalgia, no?

Un 12 de julio de 1998, hace 2 décadas ya, Francia se proclamaba campeón del mundo frente al todopoderoso Brasil por 3 a 0, con 2 cabezazos de Zidane. 20 años después, el mismo Zinedine está en el mismo Stade de France, en un encuentro homenaje a la gesta que le entregó la -hasta hoy- única Copa del Mundo a los franceses. Y nuevamente deslumbró. 

La selección gala se lució con ex futbolistas como Barthez, Thuram, Blanc, Lizarazu, Petit y Henry, entre otros, que dijeron presente esa histórica jornada en el 98′. Y al frente, rivales de igual jerarquía: Toldo, Tommasi, Davids, Morientes, Eto’o, Vieri, Stoitchkov y hasta Bolt, incansable en su afán de jugar fútbol. De miedo, a pesar de los años que pesaban sobre los futbolistas. 

Si bien la victoria de los campeones del mundo por 3 a 2 queda como una anécdota, a la luz del contexto, el cotejo entregó 2 momentos estelares, cortesía de 2 estandartes del seleccionado francés: Titi y Zizou. El primer tanto llegó en una maniobra de lujo del ex Arsenal, quien amagó pegarle al balón mientras se lo pasaba a Zidane. El ex técnico del Madrid devolvió de inmediato y Henry coronó con una pegada ajustada al palo izquierdo. Golazo.

Sin embargo, con tanta calidad en el césped, aún quedaba lujo por desparramar. El 2 a 1 fue obra de Zinedine, quien marcó con un preciso tiro libre al palo del arquero, que voló de manera estéril. Otro golazo. 

El resto de los tantos fueron obra de Morientes, Mendieta -para el elenco “visitante”- y Candela. El momento más triste del partido llegó a los 90′, cuando el pitazo del juez dio por finalizado el encuentro.

ActuFoot

Con ello, se acabó la pequeña fantasía que vivieron los fanáticos presentes, al revivir por 90 minutos a aquellos héroes que ya no podemos ver sobre la cancha. Los mismos que inspiraron a la generación de futbolistas que, a partir de mañana y durante un mes, se medirán en Rusia. 

Aprovechemos de apreciar su talento ahora, ya que no nos daremos cuenta cuando los estemos viendo en un partido homenaje, ya retirados. Lo bueno, eso sí, es que el talento está intacto. 

Puede interesarte