Por Vicente Quijada
11 septiembre, 2018

El mítico lateral brasileño no pierde su cañón, y ya tiene 45 años.

Los años pasan, pero esa zurda letal sigue tal como hace 20 años. Roberto Carlos, el legendario lateral que brilló con el Real Madrid y la selección de Brasil, ya tiene 45 años, pero no por ello ha perdido el fuegue del cañón que tenía por pierna izquierda en esos años de gloria. Actualmente trabajando en la escuadra merengue, el ex futbolista participó de una exhibición de fútbol sala en Japón, en la cual pudo demostrar, una vez más, que hay cosas que no se olvidan con el tiempo. 

En el primero inició la jugada, buscando a su compañero en la izquierda, pero este le devolvió un balón bastante incómodo y alto, el cual resolvió con una volea con la diestra. Recursos que sólo un jugador con la historia del brasileño tiene. Luego, recibió de buena manera a un costado del área y, con astucia, pateó el balón entre las piernas del arquero rival. 2 joyas que en cuestión de horas se viralizaron, recordando al talentoso lateral del “Scratch”.

El mismo que en 1997, durante un amistoso ante Francia en Lyon, marcó el tiro libre más increíble que se haya visto en el balompié. Una rosca endiablada desde los 35 metros, hacia afuera, que entró ajustadamente por el poste de Fabien Barthez. Único.

“Aún me siguen preguntando acerca del gol y cómo lo anoté. La gente ha tratado de analizarlo, pero no hay explicación. No debió de tener tal viro, pero sabía que iba a entrar”, comentó el mismo Roberto Carlos años después. Nosotros tampoco lo entendemos, pero sigue con lo tuyo, crack. 

Puede interesarte